14/10/2018 Por:MARCA Claro

Los Juegos Olímpicos de la Juventud son testigo de grandes proezas. Una más de ellas se fraguó este domingo, cuando la eslovena Kaja Juvan, ante la sorpresa de todos, regresó después de lesionarse en la final del tenis femenil, para conquistar el oro en Buenos Aires 2018.

En el duelo por el oro ante la francesa Clara Burel, a medio partido en el segundo set, Juvan se resintió de una lesión, lo que provocó que la disputa por el metal dorado se detuviera, y contra todo pronóstico, cuando parecía que no lograría volver, asombró con uno de los valores olímpicos en su máximo esplendor: la excelencia.

Es un orgullo para el deporte. @ITF_Tennis

Es un orgullo para el deporte. @ITF_Tennis

La chica de Eslovenia de 17 años, no se detuvo ante el obstáculo, y terminó por ganar de una forma perfecta por dos sets a cero, con parciales de 7-5 y 6-4. Por otro lado, el bronce fue para la colombiana María Camila Osorio, quien derrotó en dos sets a la china Xinyu Wang.

La medalla de Juvan queda para la historia en Buenos Aires 2018, como un ejemplo de vida para cualquiera que aspire a la grandeza del deporte mundial. 

Así posó con sus dos metales. @ITF_Tennis

Así posó con sus dos metales. @ITF_Tennis

Cabe destacar que con la presea de este día, se convierte en la primera tenista que gana dos medallas en la historia de los Juegos Olímpicos de la Juventud, pues el sábado se colgó la de oro en el dobles femenil junto a la polaca Iga Swiatek.

Te recomendamos

¿Qué opinas?