Esquí de travesía / Esquí de montaña

enero 8, 2020 Por: Isabel Peresandi

El esquí de montaña es un deporte de invierno en el que los competidores corren a través de montañas cubiertas de nieve utilizando tanto sus habilidades de esquí como sus habilidades de montañismo para llegar primero a la línea de meta.

En el ‘skimo’, como se le llama a menudo, los esquiadores tienen que esquiar cuesta arriba y cuesta abajo, caminar a través de la nieve llevando su equipo, escalar paredes de roca helada con crampones, todo ello mientras buscan la ruta más rápida hacia la línea de meta – y todo ello a merced de los elementos.

Los competidores deben recorrer rutas que ascienden hasta casi 2.000 metros de altitud, pasar los puntos de control y el primero en cruzar la línea de meta es el ganador.

Esta prueba de habilidad y de altura es una de las más emocionantes y exigentes de todos los deportes de invierno y podrás verla en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno de Lausanne 2020.

Dónde empezó todo

Originario de Europa, el deporte se ha disparado en popularidad en Norteamérica y en todo el mundo con carreras celebradas en Suiza, Francia, Norteamérica, Sudamérica, Rusia, Escandinavia, China, Corea y Japón, entre muchos otros lugares.

Actualmente hay 32 asociaciones miembros de la Federación Internacional de Esquí de Montaña (ISMF), que es el órgano administrativo del deporte.

En julio de 2017, el COI anunció que el esquí de montaña se uniría al programa de los Juegos Olímpicos de la Juventud, por lo que en enero de 2020 nos esperan ocho emocionantes deportes en Suiza.

Sus diferentes disciplinas: individual, sprint y relevo

Los JOJ de Invierno de Lausana 2020 contarán con eventos individuales, de sprint y de relevos.

Las carreras individuales son similares a una maratón de carreras de esquí, en las que los atletas parten en masa en un recorrido con al menos tres ascensos y descensos que se acercan a los 2.000 metros.

Las carreras suelen durar entre una hora y media y dos horas, con al menos un ascenso en el que los atletas deben quitarse los esquís y subir a pie.

Las carreras de sprint son mucho más cortas y rápidas que las carreras individuales, con un recorrido que los atletas pueden completar en unos tres minutos, y el ascenso y descenso es mucho menor, alrededor de los 100m en total.

Las carreras de relevos involucran a equipos de tres o cuatro atletas, con cada miembro del equipo completando un pequeño circuito uno después del otro.

El relevo es otro evento rápido, cada circuito dura unos 15 minutos e incluye dos ascensos y descensos.

Con información del Olympic Channel.

Te recomendamos

¿Qué opinas?