Patianje de velocidad: Diego Amaya en Lausanne 2020

enero 16, 2020 Por: José Miguel Barcena

Después de quedarse a un paso del podio en las pruebas de 500 m y 1500 m, Diego Amaya por fin cumplió su sueño e hizo historia para Colombia al ganar la primera medalla en unos Juegos Olímpicos de Invierno de la Juventud. El patinador de velocidad se colgó la plata en la prueba de arranque masivo.

El atleta colombiano tiene una historia corta, pero increíble en esta disciplina. A los tres años comenzó en el patinaje convencional, pero en 2014 vio los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en la televisión y supo que quería patinar sobre hielo.

El de Bogotá habló con su familia y su madre, sin dudarlo, decidió apoyarlo. Ambos se mudaron a Salt Lake City, capital de Utah en los Estados Unidos y sede de la justa invernal en 2002. Ahí, Amaya comenzó su preparación rumbo a Lausanne 2020. Entrenaba de 6 a 9 de la mañana, después asistía a la escuela y de 3 a 5 de la tarde realizaba su segunda sesión de patinaje.

“A mí me gusta decir que el patinaje de velocidad es como el patinaje artístico, solo que su juez es el tiempo. Entre más eficiente y bonito patine usted en el hielo, más rápido va a ir. Entonces tiene que ser todo muy perfecto en el hielo”, declaró el joven patinador de 16 años para la Radio Nacional de Colombia.

Diego Amaya terminó su histórica participación en los Juegos Olímpicos de Invierno de la Juventud de la que podrá presumir dos cosas: Formar parte de la primera delegación de su país en esta justa y aún más importante, ser el primer colombiano con una medalla en Juegos Olímpicos invernales.

Consulta el medallero de Lausanne 2020 aquí.

Te recomendamos

¿Qué opinas?