Esquí alpino: Tiziano Gravier consiguió para Argentina una distinción histórica en el olimpismo.

enero 11, 2020 Por: Rodrigo Macotela

El que asumiera el rol de abanderado de la delegación de Argentina en los Juegos Olímpicos de Invierno de la Juventud, Tiziano Gravier, inmediatamente confirmó por qué es considerado como uno de los referentes de su país y del olimpismo juvenil en general, pues el sudamericano se hizo acreedor de un diploma olímpico al finalizar en la séptima posición en la prueba Super G del esquí alpino, lo que se tradujo en la primera distinción de este tipo en una disciplina individual para un argentino en toda la historia de las participaciones olímpicas en eventos invernales.

Según los criterios del olimpismo, es bien sabido que los tres primeros lugares se hacen acreedores de sus respectivas medallas, pero también los atletas que terminan en las posiciones cuarta a la octava reciben un reconocimiento, el diploma olímpico.

En la referida prueba, el esquiador argentino detuvo el cronómetro en 55.07, 0.51 segundos después que el vencedor, Adam Hofstedt de Suecia, que hizo lo propio con un tiempo de 54.56.

Por su parte, su compatriota Bautista Alarcón culminó la prueba en el lugar 32 con un tiempo de 57.30 segundos.

En la prueba combinada ambos atletas no lograron completar los saltos. El próximo lunes los argentinos encararán la prueba de slalom gigante.

Te recomendamos

¿Qué opinas?