En la gimnasia en trampolín cada rutina debe incluir 10 habilidades, y los atletas deben enviar tarjetas de competencia antes de su desempeño .

Hay tres posiciones básicas desde las que se origina cada movimiento: recto, pica y pliegue.

La posición recta es un salto vertical, que se utiliza para ganar altura… la gimnasta mueve los brazos hacia arriba mientras las piernas permanecen rectas.

En la posición de pica, el atleta une las piernas, levantándolas paralelas al trampolín, mientras los brazos y el cuerpo se extienden hacia los dedos de los pies.

La tercera posición, el pliegue, requiere que la gimnasta jale las rodillas hasta el pecho mientras sujeta las piernas entre las rodillas y los tobillos. Esta posición compacta ayuda a crear una rotación rápida.

Durante estos elementos en su rutina, las gimnastas pueden sentir fuerzas de hasta 5G, la misma fuerza que se experimentaría en una montaña rusa promedio.

A las gimnastas se les puntúa electrónicamente se toma en cuenta cuánto se desvían del centro del trampolín, también conocido como desplazamiento horizontal. La precisión es difícil de mantener ya que la gimnasta está en contacto con el trampolín durante menos de medio segundo entre movimientos.