Andre De Grasse, velocista candiense
Andre De Grasse busca ampliar su palmarés | Getty Images

El velocista canadiense Andre De Grasse tiene un objetivo claro este verano: convertirse en campeón olímpico en las pruebas de velocidad. Con el retiro de Usain Bolt, quien era el rey en los 100 y 200 metros, De Grasse apunta a ser uno de los favoritos para suceder al histórico jamaicano en la pista del Estadio Olímpico de Tokio.

De Grasse, triple medallista en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 (plata en 200m, bronce en 100m y en 4×100), pasó dos años luchando contra las lesiones, sin embargo, logró recuperarse para subir al podio en el Campeonato Mundial de Doha en 2019 con un segundo lugar en los 200m y un tercer puesto en los 100m. Ahora, para la justa veraniega espera que los problemas físicos no se interpongan en su camino para así poder aumentar su palmarés.

Lo principal para mí es mantenerme libre de lesiones. Si puedo mantenerme libre de lesiones y llegar a la línea de salida, sé que puedo lograr grandes cosas”, señalaba el canadiense de 26 años para USA Today Sports.

Una de los pensamientos positivos con los que se mantiene De Grasse es el hecho de aprovechar al máximo cada oportunidad que se le presenta de poder subir a lo más alto del podio.

“Siempre siento que tengo una oportunidad. En los últimos Juegos Olímpicos, sentí que tenía una oportunidad de ganar el oro. En estos Juegos Olímpicos siento que tengo una oportunidad. Probablemente diré lo mismo de los próximos Juegos Olímpicos. Esa es solo mi forma de pensar, cómo me siento”, agregó el canadiense.

El reencuentro universitario de De Grasse y Trayvon Bromell

De Grasse se reencontrará en la pista de Tokyo 2020 con un viejo conocido, se trata de ni más ni menos que el estadounidense Trayvon Bromell, a quien venció en en el Campeonato de la NCAA en mayo de 2015 en los 100m y 200m.

Bromell consiguió este domingo su pase a Tokyo 2020 en el Campeonato Nacional de Estados Unidos al conquistar el primer lugar en los 100m con un tiempo de 9.80 (+0.8) segundos, con lo cual, se convierte en uno de los favoritos a la medalla de oro en Japón.

La batalla por ser el más rápido en Tokyo 2020 será muy interesante a pesar de la ausencia del legendario Usain Bolt.