Edgar Rivera Atletismo
Edgar Rivera tratará de dar la marca rumbo a Tokyo 2020. Foto: Imago7.

Durante el segundo día del Campeonato Nacional Abierto de Atletismo celebrado en el Nuevo Estadio Olímpico de Querétaro, destacó la presencia de atletas en diversas pruebas, los cuales aún buscan clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

Tal es el caso de Edgar Rivera, quien compite en la prueba de salto de altura y que en este segundo día de competencia aún no logró asegurar su boleto al continente asiático.

“La marca no fue muy buena, realmente no estoy contento con la marca, pero bueno, cuando vengo a México siempre me gusta lucir bien, pero no se pudo. Hemos tenido muchas competencias últimamente, competencias intensas. Primero voy a buscar la marca y sumar puntos en el ranking ,entonces yo creo que va a tener sentido descansar un poco, seguir con el entrenamiento, cargar un poco el cuerpo y buscar competir ya a finales de junio”.

El atleta se quedó a dos centímetros de lograr su pase a los Juegos Olímpicos, sin embargo, está dispuesto a lograrlo este domingo en la recta final del presente campeonato.

Otra atleta destacada que aún busca poder representar a nuestro país en Tokio, es Mariela Real del estado de Nayarit, quien a pesar de haberse llevado el oro, no le fue suficiente aún para clasificar, por lo que en este último día de competencia, seguirá buscando rescatar los dos segundos que la separan de su sueño. Mariela actualmente posee el récord mexicano en los 800 metros planos con una tiempo de 2.00.92. Dicha marca anteriormente le pertenecía a Ana Gabriela Guevara con un tiempo de 2.01.12.

En el evento también pudimos observar actuaciones de atletas que ya cuentan con clasificación a los Juegos Olímpicos. Tal es el caso del regiomontano Diego del Real que obtuvo el primer lugar en la prueba de lanzamiento de martillo con una marca de 73.54 metros. 

Tokyo 2020, serán de manera consecutiva los segundos Juegos Olímpicos a los que Del Real acuda por lo que mencionó estar mejor preparado que para Rio 2016. 

“La diferencia son los cinco años de aprendizajes, años buenos, años malos, pero lo más importante es que soy consciente de ello y he tomado nota de lo que me he equivocado para no caer en el mismo error y por supuesto tengo una mayor madurez física, psicológica, ya estoy en otra posición pero como quiera no estamos confiados de nada”, finalizó.