Costa Rica consiguió una jornada histórica rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. | Reuters

La delegación de Costa Rica que acudirá a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 engrosó sustancialmente sus filas este sábado luego de que tres atletas consiguieran su boleto a la justa veraniega en surf, marcha y gimnasia artística, respectivamente, en una jornada histórica para el deporte de aquel país.

La adjudicación de plazas olímpicas comenzó en las playas de El Salvador, donde la surfista Leilani McGonagle firmó una intervención en el Mundial de la disciplina que le permitió sumar 11.63 puntos que la colocaron como segunda de su heat, reuniendo así los requisitos para quedarse con el boleto.

En España, Noelia Vargas paró su cronómetro en 1:30:43 en los 20 kilómetros de marcha, en el marco del Gran Premio Internacional de Marcha, un récord nacional que la hizo acreedora de un lugar en Tokyo 2020.

Por último, Luciana Alvarado hizo lo propio desde el Campeonato Panamericano de Gimnasia Rítmica celebrado en Río de Janeiro, Brasil, ya que con su exhibición obtuvo una puntuación de 50.833, conquistando así el boleto olímpico y la medalla de bronce de la competencia en la categoría individual femenina.