Por: Gabriela Mendoza

Diego Balleza en una competencia nacional de clavados | Imago7

El clavadista mexicano Diego Balleza buscará en el selectivo interno, la plaza para los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 en la plataforma 10 metros individual porque una lesión crónica en la rodilla derecha no lo dejó ir a la Copa del Mundo junto a Randal Willars, pero estas semanas lo ayudaron para rehabilitarse y cumplir el sueño que se le negó para Río de Janeiro.

“Son ejercicios estimulares, sigo entrenando, sigo haciendo los clavados con menos volumen y estar ahí entrenando y terapia. Hay un toque divino siempre, esperar que ese toque divino me toque a mí, pues estar ahí en la jugada, ver qué puede pasar, pero sin descuidar mi salud”.

Diego ganó medallas en la Universiada Mundial, en dos Grand Prix, en el Mundial de Natación de Gwangju y en el selectivo interno del año fue superior a los medallistas olímpicos Iván García y Germán Sánchez, así que tiene la confianza en tener buenas ejecuciones.

“Randal e Iván ya dieron medalla de plata, creo que también ellos son buena opción y buena pareja, pues que siga así para qué hacer esa riña entre México, no pasa nada, yo estoy la verdad a disponibilidad de que ellos busquen la medalla olímpica y para mí lo importante es que sea para México”.

Diego Balleza | Imago7

Hace cinco años, el regiomontano se quedó fuera en el selectivo interno y pensó en el retiro al no cumplir en esa ocasión el sueño, ahora anhela con cumplirlo e incluso que para el siguiente ciclo incluyan a los sincronizados mixtos al programa oficial olímpico porque es medallista mundial junto a María José Sánchez.

“Tenemos las Series Mundiales que en teoría son para noviembre que son en China y Rusia, no sé si Canadá se repita, pero es volátil. Espero y para París abran la prueba de mixtos porque van a ser los primeros Juegos Olímpicos de la igualdad, pues ahí estaremos compitiendo y demostrando que México sigue siendo potencia mundial y con el mismo sueño”.