Por: Gabriela Mendoza

El arquero Luis Álvarez aportará su experiencia a la de Javier Rojas y Ángel Alvarado para buscar el último boleto por equipo para los Juegos Olímpicos Tokyo 2020 en la Copa del Mundo de París para ayudar a que la rama varonil recupere la puntería porque han tenido una crisis deportiva desde el 2015.

“Es una moneda al aire todos los equipos de América, va a tirar todo América y otros tantos equipos de Europa que son fuertes. Espero que terminemos con esta crisis del tiro con arco varonil recurvo y pues por eso entrenamos”.

Luis regresará a una justa olímpica, tras su debut en Londres 2012, en donde se quedó en la segunda ronda en individual y por equipo fueron cuarto lugar. El arquero espera tener un campamento en Tijuana para tener otras condiciones y un campo distinto al del CNAR. 

“El único evento que gané fueron los Centroamericanos del 2018, en el 2019, en los Panamericanos quedé en quinto, sexto lugar, sí había una crisis desde el 2013 y eso era porque no había un entrenador fijo. El 2019, 2020 y 2021 que he estado entrenando con el mismo entrenador con Alejandro Vélez que ahí más o menos el equipo ya va levantando un poquito más”.

El de Mexicali tiene la plaza olímpica individual y ha tenido buenos resultados tras la pandemia al conseguir bronce en el Panamericano de Monterrey, además de ser tercer lugar junto a Alejandra Valencia en la prueba mixta de la Copa del Mundo de Lausana.

“Ha sido un aprendizaje a la brava, de muchas experiencias y eso le debe servir al equipo cuando estamos en un campo de tiro, apoyarlos para hacer un buen equipo. Disfrutar la competencia, a estas alturas se irá por todo, dar lo mejor en cada flecha y disfrutar el final”.