Por: Gabriela Mendoza

Tras semanas de incertidumbre porque les cancelaron el Preolímpico Continental de boxeo, México hará historia en Tokyo 2020 porque llevará por primera ocasión a una representante en la rama femenil a una justa veraniega en los 60 kilogramos con Esmeralda Falcón, aún se espera tener a por lo menos dos peleadores más

Yo sabía que tenía que ser constante en el ciclo, yo lo mentalicé así desde un inicio, uno sabe que hay una competencia al final que tienes que ir a rifártela y tienes que ir a dar todo, son tus peleas más importantes”, dijo la boxeadora para Marca Claro.

Esmeralda es la primera campeona mexicana en unos Juegos Centroamericanos, bronce en los Panamericanos de Lima y dudaba sobre los sacrificios que hizo en el ciclo al aplazar su carrera en educación física, el poderse contagiar de coronavirus y el que no tuvieron la oportunidad de subir al ring para pelear su plaza por la pandemia.

“Llegan momentos de se podrá, sí estaré tomando mis mejores decisiones, en mi caso fue si valió la pena el dar de baja temporal la escuela, mi carrera que era de cuatro años se convirtió en seis, dije qué está pasando, pero después me tranquilicé y son cosas que están ajenas a mis manos”

La capitalina padece asma así que tuvo miedo de alguna complicación de su enfermedad con el coronavirus, pero su padecimiento lo tiene controlado, además de que ya tiene las dos dosis de la vacuna.

“Aumentó un poco mi capacidad, me siento muy bien gracias a Dios, no me he enfermado, mi asma está controlada, así que me siento muy bien”.

“No llevamos una formación deportiva o de salud preventiva en el país, yo marcaba los ciclos más largos, quizá podría ser que este ciclo sea de aprendizaje, pero de todas maneras me quedo para el siguiente ciclo olímpico”, finalizó.