Por: Oscar Clériga

Tokyo 1964
Juegos Olímpicos de Tokyo 1964 | AP

Han pasado 57 años desde que Japón sorprendió al mundo en los Juegos Olímpicos de Tokyo 1964, dando un salto importante en la evolución tecnológica, sin duda un punto de inflexión para el país, mostrándose como una potencia.

Los Juegos confirmaron que la tierra del sol naciente era y es liderazgo tecnológico, desde la innovación con transmisión vía satélite por primera vez, y el salto a la televisión a color. Dicha tecnología de transmisión fue un enorme paso para la humanidad el satélite japones y la NASA creado originalmente para uso telefónico pasó a transmisión de señal de televisión con lo cual los Juegos fueron vistos en directo a un tercio del planeta.

La señal vía satélite permitió el lucimiento de imágenes a color acompañadas por la cámara lenta, (otro salto en las transmisiones deportivas) y un detalle que pocos recuerdan es el audio, los japoneses implementaron micrófonos de captación cercana y gracias al satélite la experiencia fue total.

Medio siglo de distancia de aquel asombro mundial nos lleva a la reflexión y buscar en los registros de la época, ¿cuál fue el valor de aquellos derechos de transmisión?, la respuesta es 1 millón 577,000 dólares.

Actualmente un atleta puede ganar esa suma, otros más la superan por mucho; solo pongamos sobre la mesa a la máxima figura del fútbol francés, Kylian Mbappé, que ganó 18 millones de euros en 2021, obviamente se trata de un futbolista profesional. Vayamos a los Estados Unidos donde la estrella de la natación Katie Ledecky suma 10 millones de dolares anuales de ingresos por patrocinadores.

Tokyo 2020 representa para el mundo un nuevo salto tecnológico tal y como ocurrió en 1964. Nos vamos con un detalle: 1964 primera transmisión a color, 2020 primera transmisión en 8K.