‘Smokin’ Joe Frazier
‘Smokin’ Joe Frazier es una leyenda del boxeo olímpico | Getty | COI

El campeón del mundo de los pesos pesados de 1970 a 1973 en una época donde nombres como Muhammed Ali o George Foreman, competian por el mismo cinturón, hacen de Joe Frazier uno de los legendarios boxeadores profesionales, pero su historia amateur no es de menor brillo y en los Juegos Olímpicos de Tokyo 1964 conquistó la medalla de oro.

‘Smokin’ Joe llegó a Tokio con la etiqueta de favorito gracias a la consecución de tres guantes de oro ganados en su carrera amateur; aunque en el equipo de los Estados Unidos el sitio de Frazier antes de viajar a Japón era de suplente, así es, viajó a la tierra del sol naciente como reserva por si alguien se lesionaba.

Buster Mathis sufrió una lesión en los nudillos durante los entrenamientos, Frazier tomó su lugar. El mismo Bruce que puede presumir en ser el único en derrotar a Joe en su carrera como amateur, Mathis en el último combate del selectivo derrotó a Frazier, destino caprichoso sin lugar a dudas.

Es una realidad que nada a lo largo de su carrera amateur o profesional llegó de manera facil para Smokin; una fractura en el pulgar de la mano izquierda durante la semifinal de los Juegos contra Vadim Yemelyanov de la extinta URSS encendió las alarmas en la delegación de las barras y las estrellas, pero no para Joe quien rechazo ir a los rayos ‘x’.

El resto es historia, como se dice coloquialmente; Frazier subio al ring para enfrentar al aleman, Hans Huber a quien derrotó 3-2 para colgarse la medalla de oro en Tokyo 1964.

Smokin Joe Frazier de inmediato dio el salto al profesionalismo y en solo seis años se convirtió en campeón del mundo tras vencer a Jimmy Ellis.

Joe Frazier venció en el profesionalismo a Muhammad Ali y previamente en 1960 como parte del equipo olímpico lo había derrotado como Cassius Clay. El reinado de Smokin terminó en los puños de George Foreman, por cierto oro olímpico en 1968.