Por: Gabriela Mendoza

Horacio Nava
Horacio Nava en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 | Imago7

El andarín Horacio Nava quiere despedirse de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 luchando por una medalla para México en los 50 km. Luego de más de 21 años de ayuno en la marcha y porque también será la última ocasión en que se dispute esta prueba en una justa veraniega.

“No es vender espejitos, yo creo que en ninguna prueba está fácil ganar una medalla y marcha 50 kilómetros está igual, no es fácil, sin embargo es el sueño, es por lo que estamos trabajando y queremos mejorar”.

“Con esa motivación de poner a México en el podio, es el sueño de todos, para eso estamos trabajando, también la prueba se ha hecho global”.

Horacio tiene como mejor resultado el sexto lugar de Beijing 2008, por lo cual espera que en su cuarta justa olímpica ahora sí pueda remontar posiciones la marcha varonil mexicana.

“El equipo de 20 kilómetros tanto varonil como femenil son caras nuevas, Alegna y Andrés que son de Chihuahua, chavos que vienen entrenando muy fuerte, que vienen trabajando, es la motivación el ver la chispa, el ver las ganas que traen, una delegación con la experiencia en mi caso de ya otros Juegos Olímpicos”.

Imago7

Esta semana, Horacio realiza un campamento de aclimatación en Ixtapa Zihuatanejo y posteriormente se concentrará en Creel para afinar los últimos detalles para competir el próximo seis de agosto en Sapporo.

“El reto más fuerte será el clima, quien se adapte más a ese clima va obtener sus mejores resultados, sabemos que vamos contra los japoneses que ahorita son potencia mundial, con marca había seis marchistas, pero se quedaron tres fuertes, esos son los retos, Japón estando en casa y hasta en deportes de velocidad. Ellos estarán en casa, en su clima, con su horario”.