Jasmine Camacho-Quinn
En abril registró un nuevo récord nacional (12,32 s) Foto: Reuters

El debut en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 para la atleta de Puerto Rico, Jasmine Camacho-Quinn, no fue el mejor y hace 5 años acabó arrodillada en la pista, entre lágrimas y pidiendo disculpas. Ahora, a dos semanas del inicio de Tokyo 2020, la deportista es una de las preferidas para llevarse la medalla de oro en los 100 metros vallas.

Frente a un Estadio Olímpico de Río de Janeiro lleno, Camacho-Quinn se preparaba para correr las semifinales de los 100 m vallas y con tan sólo 19 años, hacía su debut en los Juegos, que por cierto, superó las eliminatorias con el tercer mejor tiempo (12,70 s).  La adolescente arrancó en su carrera por un espacio en la final, saltó las primeras siete vallas sin inconvenientes, sin embargo, derribó la octava, novena y décima.

Jasmine Camacho-Quinn, de Puerto Rico, derriba una valla durante Rio 2016. Foto: Getty

Esto la llevó a que la descalificaran, por lo que acabó su primera experiencia olímpica arrodillada, con mucho lamento y llanto. No paraba de pedir disculpas y en la zona mixta de medios de comunicación, aún con lágrimas dijo: “perdón, perdón. Yo estaba lista. Me sentía emocionada para la final”.

Aquel 17 de agosto, de la boca de la atleta no solo salieron palabras de tristeza, sino de igual forma una promesa.

No voy a dejar que esta carrera defina mi futuro”, mencionó la joven.

Sin embargo, con varias heridas, lesiones de por medio y un año extra que aguardar debido al aplazamiento, Jasmine no ha perdido el tiempo y se ha preparado mucho. En una entrevista con el Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR) explicó que mucho ha cambiado desde ese entonces.

Después de cinco años, en las Olimpiadas (procesos y años que pasan entre unos Juegos Olímpicos y otros), Camacho-Quinn está mejor que nunca, pues en abril registró un nuevo récord nacional (12,32 s), tiempo que la empata en el séptimo lugar de las mujeres más rápidas en dicha prueba de todos los tiempos.

En ese puesto coincide con Danielle Williams, de Jamaica, quien es la mejor clasificada para Tokyo 2020, pero que con todo el apoyo de Puerto Rico, Jasmine Camacho-Quinn irá a sus segundos Juegos Olímpicos a superar las vallas de la liberación y superarse a ella misma.