Katie Ledecky tiene una gran noche en el clasificatorio olímpico de su país. | Reuters

La noche más extenuante para Katie Ledecky en el clasificatorio olímpico de natación de Estados Unidos resultó en otras dos victorias. La nadadora de 24 años ganó primero los 200 metros libres. Corrió a la piscina de práctica para calentar como pudo y después regresó a la arena para los 1.500 libres casi una milla y consigue su pase a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

Fue una competencia distinta, que prioriza la resistencia sobre la velocidad, pero Ledecky lució de igual forma, tocó la pared muy por delante del resto, con lo que competirá en un tercer evento en los retrasados Juegos Olímpicos de Tokyo. Ganó con un tiempo de 15 minutos, 40.50 segundos, lejos de su récord mundial de 2018 (15:20.48), pero el tiempo más rápido en el mundo este año.

Erica Sullivan llegó casi media vuelta detrás, pero tocó la pared cuatro segundos debajo de su récord personal y con lo que se quedó con el esperado segundo boleto a Tokyo con un tiempo de 15:51.18.

Ledecky ganó una de sus cuatro medallas de oro en Río en los 200 metros libres. Ahora tendrá oportunidad de defender su título tras ganar con un tiempo de 1:55.11, un cuerpo por delante del resto.

Allison Schmitt, quien ganó la prueba en Londres 2012, irá a sus cuartos Juegos Olímpicos a sus 31 años, luego de superar a Paige Madden por una centésima de segundo.

Schmitt terminó con un tiempo de 1:56.79, con lo que posiblemente competirá en la prueba individual y en los relevos 4×200. Madden y Katie McLaughlin, que fue cuarta con un tiempo de 1:57.16, también irán a Olímpicos en los relevos.