Regina Martínez
La mexicana pretende clasificar a los Juegos Olímpicos de Invierno en cross country | @doctor_regina

Por: Gabriela Mendoza

La esquiadora Regina Martínez envió una carta al COI con el respaldo de 19 países para que les realicen un último selectivo que le permita clasificar a Beijing 2022 y hacer historia al ser la primera mexicana que compite en cross country en una justa olímpica invernal.

“Equipos de países pequeños que tienen solo un atleta, sea hombre o mujer, este tipo de reglas nuevas viola una de las reglas del Comité Olímpico Internacional que para clasificar un atleta o un equipo deben tener más de una oportunidad”.

Está bien que traten de mejorar el nivel de los atletas que llegan a los olímpicos, pero por otro  lado basar tus cuatro años de preparación o tres años en una sola carrera está un poco excesivo”, explicó para Marca Claro.

Regina inició hace cuatro años en el esquí cuando estudiaba la tercera especialidad en medicina, pero desde hace 24 meses se volvió un sueño cuando empezó a entrenar a distancia con Germán Madrazo y cuando tuvo que aprender a combinarlo con su trabajo como doctora.

“Estoy aquí de gira para agarrar más experiencia, hay entrenadores que me están viendo todo el tiempo, que me corrigen, para seguir creciendo, en el peor de los casos sino califico este año tengo una buena preparación para los próximos”, mencionó.

La capitalina ya hizo historia en febrero porque fue la primera mexicana que compitió en un Campeonato Mundial de esquí en Alemania, ahí demostró que sus habilidades la pusieron muy cerca de la clasificación para Beijing, hoy el sueño olímpico es mayor.

“Sí puedo hacerlo, vamos a seguir luchando, vamos a seguir con este deporte, vamos a darle hasta que me canse o hasta que califique”, dijo.

Se entrena con el equipo chileno y argentino

Regina realiza una gira de preparación en Europa con el equipo olímpico chileno y argentino, que ya clasificaron a Beijing 2022, con los que sabe que su nivel aumentará y estará lista en caso de que logre el boleto para la justa invernal. 

 “Todo es técnica porque tú puedes ser el mejor atleta, pero si no sabes esquiar, sino sabes la técnica es sumamente difícil. Empezamos en Suiza y básicamente como un mes, mes y medio de carreras y entrenamientos en diferentes países. Fuimos a Suiza, venimos a Italia a entrenar aquí en altura”, explicó.

Por ahora, utiliza sus vacaciones como doctora para competir en Austria y Eslovenia mientras espera la respuesta del COI para antes del 15 de enero, y con el objetivo de  consolidar el sueño olímpico también pide ayuda a través de una página en donde recibe donaciones. 

“Parte del sueño, parte de mi historia poder ser esa mujer y sino no soy yo poder inspirar a la que vaya a ser la siguiente o la primera en llegar, eso es parte de la motivación e inspiración para seguir luchan. Tengo una página -go fund me- para juntar donaciones, poco a poquito se ha podido lograr este sueño”.

La capitalina tiene una gran pasión por la medicina que durante los meses más fuertes de la pandemia ayudó a los latinos que necesitaban la atención en Estados Unidos; afortunadamente no se ha contagiado de ninguna variante del coronavirus

“Los casos llegaron de las fábricas de comida, la mayoría de esos trabajadores son latinos, entonces se necesitaba mucha ayuda porque no había muchos epidemiólogos que hablen español, entonces me fui ahí de voluntaria“, concluyó.