Randal Willars e Iván García
Iván García y Randal Willars en la Copa Mundial de Clavados | Getty

Los clavadistas Randal Willars e Iván García lograron la plaza para México y la medalla de plata en la plataforma 10 metros sincronizados de la Copa del Mundo de Tokio con 405.69 puntos, en donde el oro fue para Gran Bretaña y el bronce para Canadá. Mientras que Paola Espinosa y Melany Hernández se quedaron en el noveno sitio del trampolín 3m. sincronizados, con 264.60 unidades.

“Se hizo esta pareja con mucho potencial, solo tuvimos 15 días para preparar. Apostamos por esta pareja, solo hace falta trabajar, tendremos que participar en el selectivo de México, ganar el lugar y hacer una preparación fuerte para Juegos Olímpicos que nuestros clavados sean sincronizados porque son clavados de alto grado de dificultad, solo buscar en mayor nivel en sincronía para aspirar por una medalla olímpica”, aseveró el entrenador Iván Bautista, entrenador de Iván García.

Los británicos Tom Daley y Matthew Lee se quedaron con el oro, con 453.60puntos, mientras que los canadienses Vincent Riendeau así como Nathan Zsombor-Murray se adjudicaron el bronce con 393.81 unidades.

Con este resultado, México ya tiene siete plazas para la justa veraniega, pero espera alcanzar las cinco restantes para llevar equipo completo, algo que no sucede desde la cita olímpica de Atenas 2004.

Desde la ronda preliminar, los mexicanos estuvieron peleando las primeras posiciones con la lista de ejecuciones con mayor grado de dificultad, pero después de seis rondas pasaron el corte de un total de parejas tras obtener 385.98 puntos que los ubicó de manera temporal en el tercer sitio, en donde lideraron el certamen los británicos, seguido de los canadienses.

Willars, medallista olímpico juvenil de oro en Buenos Aires 2018 hizo pareja con el experimentado Iván García para buscar esta plaza luego de que Diego Balleza no pudo viajar a Japón por una lesión. El cuarto clavado con 3.4 grados de dificultad fue el que los ubicó en la segunda posición tras una buena sincronía que incluso les dieron calificaciones de 8 y 8.5.

México junto a Corea, Canadá y Ucrania se quedaron con los últimos cuatro pases olímpicos para así unirse a China, Rusia, Japón y Gran Bretaña que ya estaban clasificados para la justa veraniega en esta prueba.

Paola Espinosa y Melany Hernández, novenas en el trampolín 3m sincronizados

En el trampolín 3 metros sincronizados, el oro fue para las chinas Yani Chang y Yiwen Chen, con 317.16 puntos, mientras que la plata fue para las canadienses Jennifer Abel y Melissa Citrini, con 289.98 unidades para dejarle el bronce a las italianas Chiara Pellacani y Elena Bertocchi, con 283.77 tantos.

La doble medallista olímpica Paola Espinosa y Melany Hernández ya habían ganado la plaza para México en el Campeonato Mundial de Gwangju, Corea del Sur, en donde se quedaron en aquella ocasión con la presea de bronce.

En la ronda preliminar de la Copa del Mundo, las mexicanas utilizaron la misma lista de ejecuciones con la que subieron al podio en la cita mundial y en esta ocasión se quedaron en noveno lugar, con 257.40 puntos de un total de 16 parejas.

En esta prueba lograron la plaza para la justa las naciones de Italia, Alemania, Estados Unidos y Gran Bretaña para sumarse a México, China, Canadá y Japón que ya previamente tenían su boleto para conformar a los ocho países que buscarán en tres meses ubicarse como las mejores de su especialidad.

Este certamen marcó el regreso de las competencias de clavados porque el último certamen fue en febrero de 2019 con la Serie Mundial de Montreal, e incluso por la pandemia se pospuso en dos ocasiones la Copa del Mundo por la alerta sanitaria que existe en Japón.