La clavadista mexicana Paola Espinosa ha estado en el ojo del huracán luego de darse a conocer que no asistirá a sus quintos Juegos Olímpicos. Sobre esta decisión, la atleta nacida en el estado de Baja California aclaró que su lugar en Tokyo 2020 se lo ganó a pulso desde el trampolín de tres metros.

“Yo sí me gané el lugar que tenía en clavados sincronizados de tres metros, una prueba que desde el 2004 no se podía llevar equipo completo porque siempre faltaba esa prueba, entonces competimos y nos ganamos esa plaza. Normalmente en los procesos olímpicos el que gana la plaza normalmente va directo a Juegos Olímpicos. Yo me gané ese lugar al lado de Melany Hernández”, comentó en exclusiva para MARCA Claro MVS.

Además, aseguró que ya le habían otorgado la oportunidad de asistir a la justa veraniega: “Yo le pedí mi plaza y la directora de la CONADE me dijo que sí en una primera ocasión, a la Federación Mexicana también se la pedí y también me dijeron que sí. Entonces volví a preguntar y la directora me dijo que no, que ella si daba esa decisión y que el COM no quería, entonces yo platiqué con Carlos Padilla y me dijo que no era cosa del Comité Olímpico. Así fue el proceso”.

La clavadista confesó que hizo todo lo que estuvo en sus manos para estar en los siguientes Juegos Olímpicos representando a México: “Estoy tranquila, en paz y feliz de estar con mi hija. Hice todo lo posible por estar en Tokyo 2020. Los criterios que se han usado antes para ir a Juegos Olímpicos son un gran ejemplo. Hubo muchas mentiras en el control técnico, nadie fue directo conmigo para decirme que no iría”.

Finalizó comentando que vivió la peor administración: “Creo que puedo aportar mucho al deporte mexicano. Creo que he vivido la peor administración a lo largo de mi carrera deportiva, varios deportistas están pasando por lo mismo que yo. No sé qué vaya a pasar, pero lo que sí puedo asegurar es que yo hice todo lo posible por ir a Tokyo 2020”.