Por: Tomás Campos

Rafa Nadal posa junto a Marc López con su oro olímpico logrado en el dobles de Río 2016.
MARCA

Nadal habló en vísperas de su debut en el Masters 1.000 de Roma y no ha eludido esta espinosa cuestión cuando le han cuestionado, entre otras cosas porque su compromiso con España, tanto en los Juegos como en Copa Davis, está fuera de toda duda.

Bomba de profundo calado para el deporte olímpico. El español Rafael Nadal, ganador de dos oros olímpicos, uno individual en Beijing 2008 y otro en dobles formando pareja con Marc López en Rio 2016, aseguró en rueda de prensa que podría no estar en Tokyo 2020.

A la pregunta de si participará en sus terceros Juegos Olímpicos -ya se perdió Londres 2012 por lesión-, el español fue todo lo claro que puede ser a día de hoy, cuando faltan más de dos meses para la inauguración de Tokyo 2020.

“No sé todavía, no puedo dar una respuesta clara porque no lo sé. En un mundo normal nunca pensaría en perderme los Juegos, claro, todos sabemos lo importantes que son para mí. En estas situaciones, no sé, veremos en un par de meses”, aseguró.

“Tengo que organizar mi calendario. En un año normal siempre tengo claro mi calendario desde el 1 de enero, pero este año es distinto. Hay que ser flexible”, agregó al respecto.

La pandemia como telón de fondo

El ganador de 20 Grandes no ocultó que el hecho de que la pandemia de Covid-19 esté lejos de estar controlada, sobre todo en Japón, donde hay varias prefecturas en estado de emergencia, incluida la de Tokio, puede influir en su decisión final.

“La pandemia nos ha hecho vivir cosas a las que no estábamos acostumbrados. Cuando se habla de pandemia se habla de los jóvenes, pero yo creo que ellos tienen energías para adaptarse más. Para nosotros que llevamos una vida viviendo en unas condiciones que han cambiado de manera drástica y somos más conscientes de los problemas, esta preocupación está más acentuada”, opinó.

“Nosotros (los tenistas más expertos) llevamos una vida jugando con público, quizás nosotros necesitemos un poco más eso, pero todo son teorías y búsqueda de motivos. Hay una generación joven que es buena. Es la vida, una rueda que no se detiene para nadie”, subrayó.

“Primero, (él, el serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer) nos estamos perdiendo eventos. Segundo, hay una nueva generación que es muy buena. Tercero, tenemos 33, 34 y 39 años. Normalmente nada es para siempre”, añadió el tenista balear sobre el dominio de la nueva generación en los últimos torneos.