Por: Gabriela Mendoza

Raúl Manríquez quiere cerrar el ciclo nacional con récord nacional de total. Foto: raulcollins97

El halterista Raúl Manríquez inició el ciclo olímpico con una lesión en la rodilla derecha que pensaba lo retirarían, pero todo cambió a partir de los Panamericanos de Lima y ahora está muy cerca de ir a Tokyo 2020 en la categoría +109 kilogramos.

“Veo la plaza para mí personalmente, la veo muy posible y para mis compañeros también, creo que todos los que estamos es una posibilidad muy grande”, apuntó.

Raúl realiza un campamento en Guadalajara con el resto de la selección mexicana porque a mediados de junio se publicará el listado de los clasificados para la justa, a la cual se espera vayan hasta seis pesistas.

“Sería el primero, también fui el primero en Juegos Panamericanos, también he sido el primero en hacer 200 kilos en envión“.

“Quiero cerrar el ciclo con récord nacional de total y ser el primer hombre en México en hacer 400 kilos de total, y mejorar, siempre mejorar”, agregó.

El sudcaliforniano logró tres platas en el Open de Colombia para lograr los puntos que le permitan estar entre los mejores de su categoría para debutar en Tokio y mejorar el quinto lugar que obtuvo en los Olímpicos de la Juventud de Nanjing 2014.

“No fueron mis mejores competencias, mis mejores marcas, pero en el Open puse todo mi esfuerzo para una nueva marca, pero tenía una lesión en mi hombro y una bursitis en la rodilla, pero sí me fue muy bien. Dimos el extra en Colombia que fue mi última competencia del ciclo”.