Sofía Reinoso
La veracruzana será la primer atleta mexicana en canotaje slalom olímpico

México tendrá presencia por primera vez dentro del canotaje slalom en los Juegos Olímpicos Tokyo 2020, gracias a la presencia de la canoista Sofía Reinoso.

La Federación Internacional de Canotaje, por medio de un comunicado informó que, en asociación con el Comité Olímpico Internacional, asignó los cupos para la justa olímpica, tras sufrir la interrupción de las clasificaciones debido a la pandemia por el Covid-19.

En dicho comunicado se informó también que; “en el eslalon de canoa se asignaron cuotas en rankings internacionales”, además de que Argentina, Canadá Estados Unidos e Islas Cook son otras naciones que tendrán participación en dicha disciplina, con cupos para países pendientes por definirse para el mes de mayo.

Por su parte, fue la CONADE la encargada de dar a conocer que será Sofía Reinoso Díaz Barriga, ganadora de dos medallas de bronce en los Juegos Panamericanos Lima 2019 la que tendrá en sus manos el pase olímpico, participando en la prueba de canotaje slalom femenil K1.

“Sofía es una gran atleta y contará con apoyo de CONADE, COM y la Federación Mexicana de Canotaje, antes, durante y después de su participación olímpica, esperamos que ponga en alto el nombre de México”.

“Es una atleta joven y estamos muy orgullosos de ella, es una chica muy dedicada, que ha entregado su alma y corazón para tener esta plaza olímpica, para llegar a esta meta que ella se fijó hace mucho tiempo, además será la primera aparición para el slalom nacional en Juegos Olímpicos y lo consiguió una mujer”, declaró Martha Hernández Sánchez, presidenta de la federación mexicana, en palabras para la CONADE.

La noticia de la llegada de México a canoa slalom también fue informada por el Comité Olímpico Mexicano, quien por medio de sus redes sociales dio a conocer el dictamen de la Federación Internacional de Piragüismo.

Sofía Reinoso, nacida en Veracruz obtuvo su primer tercer lugar en Lima 2019 en la prueba de kayak a una plaza (K1) con un tiempo de 110.20 segundos, mientras que sumaría su segundo metal de bronce en la final del extreme slalom K1.