Los uniformes causaron revuelo previo a los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018. Foto: Dale of Norway.

Los uniformes causaron revuelo previo a los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018. Foto: Dale of Norway.

Feb 09 2018 Por: MARCA

La delegación noruega, una de las favoritas en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018, quedó en medio de la polémica cuando presentó sus uniformes olímpicos por la existencia de dos símbolos utilizados por los nazis.

El diseño de los uniformes corrió a cargo de la firma Dale of Norway, fundada en 1879. La propuesta se basa en la tradición vikinga, en la que figuran dos insignias decorativas: la runa ‘Leben’ y la runa ‘tyr’. Ambas fueron símbolos característicos del Tercer Reich.

La runa ‘Leben’, también llamada ‘Runa de la Vida’, que aparecía en los documentos oficiales, estaba vinculada con la sanidad y la eugenesia, se ponía en las lápidas SS para indicar la fecha de nacimiento y también en el programa Lebensborn que fomentaba la crianza selectiva de niños. La runa ‘tyr’, se conocía como ‘Runa de Batalla’ y representaba el valor del liderazgo. Hacía referencia a los muertos en batalla y era símbolo del adiestramiento. Éste fue el escudo oficial de la 32 División Waffen SS de Granaderos 30 Januar.

A pesar del empleo de estas runas en el régimen nazi, la controversia surgió porque también son parte de la simbología de grupos de extrema derecha y supremacistas, tanto en Noruega como en Estados Unidos. Hasta el momento, el debate sobre el uso de estos signos se centra en la capacidad de no ceder su uso únicamente a los grupos de extrema derecha. El alfabeto rúnico pertenece a la cultura nórdica y su origen a la cultura vikinga.

Otro elemento del atuendo noruego que avivó esta discusión es una cruz que podría asociarse con la Cruz Balcánica, que lucía la Wehrmacht, el ejército alemán, en su equipo pesado como aviación y blindados.

La ocupación alemana en Noruega durante la Segunda Guerra Mundial inició en 1940 y finalizó con la rendición alemana en 1945. Durante ese periodo, hubo resistencia y represión. Al término de la guerra, el primer ministro colaboracionista, Vigdun Quisling, fue fusilado por traidor y su nombre se incluyó en el vocabulario político como sinónimo de esa condición.

Te recomendamos

¿Qué opinas?