Feb 15 2018 Por: MARCA Claro

Ted-Jan Bloemen reescribió su nombre en la historia de los 10,000 metros en Patinaje de Velocidad cuando superó la línea de meta en 12:39.77 minutos y se adjudicó el récord olímpico en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018.

El campeón lo celebró en grande, con efusividad por mantenerse al máximo nivel. La alegría fue la primera parte de su reacción, pues también lloró tras concretar esta hazaña.

Bloemen -nacido en Leiderdorp, Holanda-, recibió la nacionalidad canadiense en 2014 por herencia de su padre -quien posee ambas ciudadanías-, tan sólo un año antes de establecer el récord mundial que sigue vigente desde Salt Lake City, Utah el 21 de noviembre de 2015.

También te puede interesar:

¡Doble ruptura de récord olímpico!

Jorien ter Mors es oro y rompe récord olímpico en el Patinaje de Velocidad

Hamelin y Christie rompen récords olímpicos

 

Te recomendamos

¿Qué opinas?