Feb 13 2018 Por: MARCA Claro
 
Fue su primera presea dorada en los Juegos Olímpicos de Invierno PyeongChang 2018. El patinador de 28 años conquistó el metal en su primera oportunidad en esta justa y aún le quedan los 500 metros el próximo lunes y los 1000 el viernes 23, por lo que podría igualar su registro en el mundial del año pasado realizado Gangneung, justo donde compitió hoy.
 
“No, todavía no tengo la medalla, pero es increíble. Como tú dijiste, tuve algo de presión, el año pasado gané dos oros así que tenía que hacerlo hoy. Todo el mundo lo decía, pero también eso me motivó y me dio confianza, porque si lo hice en esta pista, en esta sede, es la misma vuelta, pues vamos, hagámoslo y me fue bastante bien” dijo en zona mixta luego de la competencia para los micrófonos de MARCA Claro.
 
Los holandeses han ganado hasta el momento, ocho de las 12 medallas que sean entregado en Patinaje de Velocidad en PyeongChang 2018 (tanto en femenil como en varonil), además de que se han quedado con todas las de oro, que son las cuatro que los mantienen en el segundo lugar, dos de plata y dos de bronce.
 
Nos estábamos molestando un poco, porque comparto el departamento con Sven (Kramer, ganador del oro en los 5,000 metros en PyeongChang 2018) y después de la primera que él ganó decía, ‘¡Ah! ¿quieres ver esto? ¿Cuándo tendrás tú una?’, pero así es como lo hacemos. El año pasado fue igual, Sven ganó el oro en 5,000, luego Jan Smeekens ganó los 500 metros y yo estaba para el tercer día y ellos me decían ‘¡tú puedes hacerlo!’, así que fue casi lo mismo”, concluyó el nacido el 10 de noviembre de 1989.
 
Mientras que los que no la han pasado nada bien en la disciplina es Estados Unidos, quienes otra vez se quedaron sin conseguir alguna presea. Ya son cuatro las pruebas en las que se han ido con las manos vacías. Al respecto, Joey Mantia, octavo lugar hoy, mencionó lo siguiente.
 
Simplemente no fue para nosotros. Desde que comencé en el patinaje de velocidad hace siete años, ha sido como un paseo en montaña rusa. Cuando entreno, la mayor parte del tiempo me siento increíble y puedo hacer una buena carrera o no. Por tonto que suene, la verdad no sé qué es lo que hace que sea una buena carrera o no, es como tirar los dados. Hay días que sale, otros que no. No es la manera más divertida de practicar un deporte pero he podido ganar algunas veces aquí y allá, así que  no puedo estar muy enojado al respecto, pero hoy no era para nosotros”, confesó el estadunidense.

Te recomendamos

¿Qué opinas?