Noticias

Adriana Ruano: la tiradora de Guatemala cumplirá un sueño olímpico que parecía imposible

| Redacción Marca Claro

Adriana Ruano competirá en los Juegos Olímpicos por primera vez | @adrianaruano95

La delegación guatemalteca que participará en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 está conformada por 23 atletas. Dentro del grupo se encuentra la primera mujer en la historia del país centroamericano que clasifica a la justa veraniega en la disciplina de tiro olímpico, Adriana Ruano. Sin embargo, el primer gran acercamiento entre la atleta de 26 años y el máximo evento deportivo se dio hace una década, en circunstancias complicadas y que pudieron haber cambiado su vida para siempre. 

En 2011, con 16 años de edad, Ruano debía competir en el Mundial de Gimnasia Artística para buscar el boleto a Londres 2012, pero una peligrosa lesión de columna le impidió cumplir el sueño de toda su vida. En entrevista para el sitio oficial de Tokyo 2020, la deportista guatemalteca declaró que si participaba en el certamen clasificatorio, el cual iba a celebrarse por aquellos días, “tenía casi un 50 por ciento de posibilidades de regresar en silla de ruedas”, de acuerdo con su médico. 

El galeno aseveró, asimismo, que la entonces gimnasta debía llevar a cabo una rehabilitación de tres meses, en los que no podría realizar ningún tipo de ejercicio. Y aunque en ese momento la joven Adriana pretendía desafiar todas las advertencias para obtener el boleto al máximo evento deportivo, logró ser convencida por sus familiares de lo grave que era la situación, por lo que finalmente desistió de participar en el certamen clasificatorio. 

La tiradora olímpica explicó a Tokyo 2020 que los saltos y los impactos a lo largo de varios años dañaron su columna severamente, aunque ella nunca sintió algún dolor considerable. No fue sino hasta que se sometió a exámenes médicos cuando ella, su familia y su equipo se enteraron del peligro al que estaba expuesta. 

TOKYO 2020: sigue en vivo la transmisión de los Juegos Olímpicos

Un año después, cuando Ruano estaba recuperada, preguntó al médico qué tipo de disciplina podía volver a practicar, pero las posibilidades eran pocas, pues lo más importante era no impactar su columna. La atleta contó a Tokyo 2020 que el médico que la atendió durante la lesión es socio del club donde ella entrena actualmente, y en ese momento, el tiro fue la opción más viable para continuar ligada al deporte. 

Aunado a lo anterior, Adriana pudo conocer al mejor amigo de su hermano, Rodrigo Zachrisson, reconocido tirador guatemalteco. Esto le ayudó a conocer más la disciplina y dedicarle todo su esfuerzo desde 2013. Cinco años después, en 2018, la atleta de entonces 23 años de edad se colgó la medalla de plata en el Campeonato de las Américas, con lo cual obtuvo el pase a los Juegos de Tokyo 2020. 

En la próxima justa veraniega, Adriana Ruano competirá en la prueba de foso olímpico de tiro deportivo. Y aunque no es favorita para ganar alguna presea, la historia de su vida demuestra que esta no será la única ocasión en la que se le vea luchar para conseguir sus sueños, como el de competir en unos Juegos Olímpicos, 10 años después de que cualquier posibilidad de conseguirlo parecía nula. 

¿Qué opinas?