Noticias

Ana Ferrer termina última en una final de mucho nivel con doble récord olímpico

| Redacción Marca Claro

Ana Ferrer terminó su primera participación en unos Juegos Olímpicos | Reuters

Por: Diego Acedo | Enviado | Twitter: @diegoacedo

Ana Ferrer terminó en último lugar en la final de levantamiento de pesas en la categoría en 55 kilos. Su noveno lugar es meritorio por llegar a una cita en donde se batieron dos récords olímpicos. La filipina Hidilyn Diaz se llevó el oro, la plata fue para la china Liao Quuyun y el bronce para la kazaja Zulfiya Chinshanlo.

Ana Ferrer comenzó con fuerza, al levantar 90 kilos en su primer intento del arranque. Pero en el segundo y tercer intento, con 94 y 95 kilos, ya no pudo conseguirlo. 

La pelea por el oro fue una lucha titánica, desde el principio, entre la china Liao Quiuyun -campeona del mundo en 2019- y la filipina Hidilyn Diaz -medalla de plata en 53 kilos en Rio 2016-. Las dos levantaron 97 kilos. Hasta que apareció por sorpresa la uzbeka Muattar Nabieva para levantar 98 kilos, lo que significó un nuevo récord olímpico. Impresionante. El Foro internacional de Tokio, sede de la final, se quedó boquiabierto ante tal muestra de fuerza y poderío.

TOKYO 2020: Sigue en vivo la transmisión de los juegos olímpicos

La final y las medallas se decidieron en los dos tiempos. La azteca fue la primera en empezar y lo hizo con éxito con 105 kilos. Ferrer fue por más con 110, pero en la parte final del ejercicio no pudo culminar su levantamiento en ninguno de los dos intentos. Ese peso era su máximo peso, sin embargo, en Tokio no lo igualó. En ese momento, la azteca terminó su participación sin opciones de escalar posiciones con un total de 195, al sumar el arranque y los dos tiempos.

El nivel de esta final de halterofilia fue de un nivel altísimo, con una igualdad máxima entre todas las participantes. Si en el arranque parecía que lo habíamos visto todo, nada más lejos de la realidad. Porque la china Quiuyun y la kazaja Zulfiya Chinshanlo batieron el récord olímpico con 123 kilos en dos tiempos. Pero no les duró mucho porque la filipina Hidilyn Díaz las superó con 127 kilos. Una salvajada. Para ella fue la medalla de Oro, la plata para la china Quiuyun y el bronce para la kazaja Chinshanlo.

La mexicana rozó la medalla en el último Mundial 2019 y en los Juegos Olímpicos se volvió a quedar cerca de la gloria. La veracruzana volvió a estar cerca de las mejores pero su rendimiento no le alcanzó para poder aspirar a medalla.

¿Qué opinas?