Noticias

Arantxa Chávez vivirá su segunda experiencia olímpica en los clavados de Tokyo 2020

| Redacción Marca Claro

Por: Gabriela Mendoza

Arantxa Chávez buscará quitarse la espinita de Londres 2012 | Imago7

La clavadista mexicana Arantxa Chávez participará en sus segundos Juegos Olímpicos en Tokyo 2020, como revancha para buscar la final del trampolín 3 metros individual y con esto mejorar el resultado de Londres 2012, en donde se quedó en la ronda preliminar. 

“Es una revancha personal porque cuando me propuse continuar quería trabajar diferente, fue también la base de que cambiara de entrenador, que di todo y que clavados no me debe nada. Terminar muy contenta porque en los olímpicos de Londres sí me quedé con esa espinita”. 

Arantxa pensó en retirarse a finales del año pasado tras el fallecimiento de su papá, pero al analizar todos los esfuerzos que hicieron como familia en 20 años, además de cumplir la promesa de ir a otros Juegos Olímpicos fue como desistió. 

“Fue un golpe muy duro, quería dejar todo, dije ya hasta aquí” y agregó «se lo dedico, pero más que nada honrar todo lo que él me aportó, porque siempre desde chica estuvo apoyándome”. 

La capitalina llegó a los clavados a los seis años por ser una niña hiperactiva, pero nunca pensó en ser una atleta de alto rendimiento porque su familia no la quería dejar irse a entrenar a Jalisco por la edad que tenía. 

“Ese sueño que tenía de ir a unos Juegos Olímpicos, de cumplirlo fue más fuerte y pude aguantar el estar separada de mis papás”. “Hay una madurez mental, Paco ha hablado conmigo que lo que se necesita en ese momento es la frialdad de ese momento de competir, en las finales dejar el todo, por ahí, todo puede pasar”. 

¿Qué opinas?