Noticias

De Sydney 2000 a Rio 2016 ¿Quién encendió el pebetero?

| Redacción Marca Claro

Relevos de la antorcha Olímpica de Tokyo 2020 TW: @juegosolimpicos

La tradición de encender el pebetero comenzó en Berlín 1936, a pesar de que el fuego olímpico se introdujo en Amsterdam 1928. La antorcha se enciende en Olimpia, Grecia y hace un recorrido por las ciudades del país sede y por ciudades cercanas a la sede.

Sydney 2000 fueron los primeros Juegos del nuevo milenio. Una ceremonia de apertura que giró en torno a la cultura australiana así como a su naturaleza. La elegida para encender el pebetero con la flama olímpica, fue Cathy Freeman, corredora que ganó plata en los 400m en Atlanta 1996.

Freeman se convirtió en la segunda mujer en encender el pebetero, la primera fue la mexicana Enriqueta Basilio en México 1968. También fue la primera de alguna etnia nativa en realizar el encendido. Freeman entró a una especie de alberca, con la antorcha, y encendió un círculo a sus pies.

Al instante el círculo comenzó a elevarse dejando a la atleta en el centro y abajo. El agua chorreaba mientras el fuego comenzó a subir por las escaleras del Estadio Olímpico. El mecanismo se detuvo por unos minutos, por lo que la angustia se hizo presente. Finalmente logró postrarse en lo más alto y deslumbrar que era el pebetero. Agua y fuego como uno mismo.

los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 fueron especiales. El regreso del olimpismo a casa tras 108 años. Una bengala cayó al suelo encendiendo los aros olímpicos en la cancha del estadio y comenzó la Ceremonia. Elementos griegos y luces fueron la esencia de la ceremonia.

A lo alto de unas escaleras había un brazo mecánico, este serviría para llevar el fuego hasta lo mas alto el pebetero, en lo más alto del recinto. Nikólaos Kaklamanakis, competidor ganador del oro en vela en Atlanta 1996, subió las escaleras y acercó la antorcha al brazo el cual al estar encendido se elevó hasta llevar el fuego al pebetero.

TOKYO 2020: Sigue en vivo la transmisión de los Juegos Olímpicos

Tuvieron que pasar 20 años para que unos Juegos Olímpicos regresaran a Asia. Beijing 2008 fue el regreso a tierras orientales del máximo evento deportivo del mundo. Una ceremonia llena de luz, fuegos pirotécnicos y tecnología innovadora, fue la que presentó el gigante asiático.

El elegido para el encendido olímpico, fue el gimnasta Li Ning, ganador de seis medallas en Los Angeles 1984. Suspendido por unos hilos, el atleta se elevó por el estadio hasta llegar a los laterales en el techo. Emulando que al correr, por la circunferencia del estadio, se desenvolvía un pergamino. Hasta que llegó al final del mismo que simulaba ser el final del pergamino doblado en redondel.

El fuego subió en forma de espiral por el «pergamino» hasta encenderse de manera completa.

Londres 2012 sin duda alguna fue una ceremonia de apertura que muchos recuerdan. Congregó demasiados elementos en el Estadio de Londres que pocas personas se sintieron excluidas. Desde la Reina Isabel II, hasta bandas adolescentes del momento. Música de todos los géneros y de diferentes épocas retumbaron en la capital inglesa.

Al finalizar la entrada de las naciones el fuego olímpico entró a escena de manera heroica. En un bote conducido por David Beckham llegó la antorcha a las inmediaciones del estadio. En el muelle recibió el fuego el remero Steve Redgrave que a través de un puente llevó la llama al interior del escenario.

Entró por un túnel a la cancha y tras ser ovacionado por el público inglés, entregó la antorcha a siete deportistas jóvenes británicos. Estos se fueron pasando el fuego entre cada uno mientras daban vuelta al escenario. Llegaron a dónde estaban seis adultos mayores con antorchas para los seis jóvenes faltantes.

Los siete entraron al centro del campo y encendieron 204 pétalos de cobre que al juntarse, formaron el pebetero. Cada pétalo representó a un país participante en los Juegos Olímpicos.

Brasil recibió dos eventos de talla internacional en un espacio de dos años, la Copa del Mundo de la FIFA en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016. Bailes regionales, colores muy vivos, alegría, luces, ritmos y cantantes pusieron el ambiente brasileño en Rio de Janeiro.

El Estadio Maracaná pasó de una toma panorámica al interior del estadio a enfocar un túnel de entrada. Se vio corriendo con la antorcha al ex tenista Gustavo Kuerten, este le pasó el fuego a Hortencia Marcari, formaba parte del equipo de básquetbol.

Finalmente la basquetbolista entregó la antorcha a Vanderlei de Lima, quién subió los escalones hasta el pebetero para encenderlo. De Lima es recordado por el bronce en Atenas 2004 en la prueba de maratón. Fue atacado por un espontáneo cuando llevaba ventaja de 30 segundos.

Para la edición de Tokyo 2020 se conocerá al encargado de encender el pebetero minutos antes del encendido. Una apertura que será distinta y única a cualquier edición en la historia.

¿Qué opinas?