Noticias

El Loco de California, un aficionado argentino que tiene un amor incondicional por la selección de básquetbol de su país

| Redacción Marca Claro

El Loco de California, viajó a las vegas para ver a su selección | Fuente: @cabboficial

Sin duda alguna el deporte es algo que apasiona a millones de personas, y en países como Argentina, la pasión por el fútbol  se vive minuto a minuto; sin embargo, no para todos los fanáticos el balón pie es el deporte predilecto. Este es el caso de Gustavo Kuzner, un loco argentino aficionado del básquetbol y por supuesto de su selección. 

La Confederación Argentina de Básquetbol (CAB), realizó una entrevista al fan número uno de la selección argentina, en donde nos cuenta su historia y las locuras que le ha llevado a hacer su amor por Argentina y por el básquetbol

El Loco de California, como también se le conoce, es un argentino que ha tenido una vida complicada, y después de la muerte de su madre, decidió probar suerte e intentar cumplir con el sueño americano, con muy poco dinero. Al llegar a Estados Unidos, empezó a trabajar en cualquier cosa que le diera para comer, además, también sabía de la importancia del inglés, por lo cual empezó a estudiarlo. A pesar de la dificultad de llegar a un nuevo país y a una nueva cultura, su pasión por el básquetbol siempre lo acompañó.

En el 2008 debido a la crisis económica mundial, terminó durmiendo en una camioneta, al pasar de los días le ofrecieron un trabajo en una constructora, sin saberlo, esta oportunidad le cambiaría la vida. En unos de sus trabajos conoció a un comediante que le regaló su primera entrada para un partido de NBA, Clippers vs Blazers. Con sus primeros ahorros, fue a ver un partido de San Antonio vs Clippers, donde conoció a Ginóbili, y logró sacarse una foto con él. Gustavo le prometió que se haría un tatuaje con su nombre. En 2010, tuvo la oportunidad de volver a ver a Manu y le mostró su tatuaje, a lo que este respondió: “Uh nene vos sí que estás loco de la cabeza”.

El hecho de ser un argentino amante del básquetbol viviendo en Estados Unidos, lo llevó a conocer diversos basquetbolistas argentinos como Oveja Herández, Pelussi, Toro Acuña y no podía faltar, Manu Ginóbili.

TOKYO 2020: Sigue en vivo la transmisión de los Juegos Olímpicos

Gracias a su amplia red de amigos, averiguó dónde es que iba a estar la selección argentina, antes de su partida a Tokyo 2020. Una vez que supo que estarían en Las Vegas, no titubeó en ir hacia allá. Ahí pudo ver los juegos de su selección contra Nigeria y Australia, pero además se reencontró con el Oveja Hernández, al cual conoció en un partido en el 2016. 

Una de sus más recientes locuras por ver a su selección, fue que al enterarse que jugarían contra el Team USA, no le importó llamarle a uno de sus clientes para decirle que no iba a poder asistir a la cita, ya que tenía que ver a su selección; por fortuna, todo salió bien y en cuanto acabó el encuentro contra el Dream Team, manejó cinco horas de regreso a Los Ángeles, para presentarse puntualmente al trabajo.

El Loco de California afirma ser un fan tranquilo y que jamás le ha pedido camisetas a los jugadores, todo lo que él pide es poderse tomar una foto con ellos, cruzar algunas palabras y su autógrafo. Actualmente, tiene una colección de más de 200 camisetas.

Los Juegos Olímpicos, su sueño frustrado

Gustavo siempre ha querido ver a su selección en unos Juegos Olímpicos; sin embargo, la mala suerte lo acompaña. Para Rio 2016 vendió su camioneta y ya tenía todo el dinero para poder viajar a Brasil; sin embargo, el contacto que lo iba a llevar, lo defraudó y jamás le llamó. En el caso de Tokyo 2020, estaba determinado a asistir; pero la pandemia frustró, una vez más, este sueño de ver a su selección en una justa veraniega.

La selección argentina ya está desayunando en Tokyo 2020

Los basquetbolistas seleccionados para representar a Argentina en los Juegos Olímpicos, ya se encuentran desayunando en la villa olímpica. El día de hoy, solo harán gimnasio, debido a que les darán descanso para que se adapten al nuevo cambio de horario.

¿Qué opinas?