Noticias

El paso que ha dejado la industria de la música en los Juegos Olímpicos

| Redacción Marca Claro

La música ha jugado un papel fundamental en Juegos Olímpicos. | Reuters

La música es catalogada como una de las artes más importantes en la historia de la humanidad. Los primeros hallazgos referentes a la música datan de la prehistoria, gracias a pequeños instrumentos descubiertos pertenecientes a esta época, como la famosa flauta de hueco, que fue encontrada en Eslovenia, con una edad de más de 40 mil años.

A lo largo de los años, la música ha evolucionado radicalmente, llegando a ser una pieza clave para la concentración, la celebración, e incluso la tranquilidad. Para los Juegos Olímpicos, la música es una de las piezas claves en su celebración, ya que cada edición cuenta con un himno oficial o con una canción que ha sido emblemática para la justa y funge como una huella por parte de la ciudad para todo el mundo por la eternidad.

A lo largo del desarrollo de cada Juegos Olímpicos, han existido grandes canciones que han perdurado por los años, y que marcan un antes y un después respecto a la música creada para estas competiciones, tal es el caso de Amigos por Siempre, durante los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, que hasta nuestros días, sigue siendo un emblema de Juegos Olímpicos y que simplifica la huella que dejaron estos, en el mundo. 

Barcelona 1992: Amigos por Siempre, José Carreras y Sarah Brightman

Amigos por Siempre es sin duda la canción más recordada de unos Juegos Olímpicos, fue compuesta por Andrew Lloyd, escrita por Don Black e interpretada por José Carreras y Sarah Brightman. y está basada en la amistad entre los pueblos, uno de los valores más importantes en una justa olímpica. 

Dicho tema fue interpretado durante la clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y, desde ese momento, se ha convertido en una de las canciones olímpicas a las que más interpretaciones por otros artistas se le ha hecho. 

Hasta el momento, sigue siendo una pieza clave en la forma de componer los himnos o canciones para cada edición de Juegos Olímpicos, y se espera que su esencia perdure por muchos años más, como una de las huellas que dejó Barcelona para el mundo. 

Atenas 2004: Oceanía. Björk 

Oceanía es catalogada con una de las míticas canciones que se pudo haber escrito para unos Juegos Olímpicos, y es que el mismo Comité Internacional Olímpico le solicitó a la actriz islandesa la composición de este tema, resultando en una de las canciones más recordadas para una justa olímpica, y como de las que más representa un ambiente olímpico. La creación de esta pieza musical le valió a Björk una nominación a los premios Grammy de ese año a Mejor Interpretación Femenina. 

Otra de las huellas que ha dejado la misma canción, se trata de video oficial, que actualmente cuenta con más de cuatro millones de vistas en YouTube y es catalogado como una belleza absoluta. 

Londres 2012: Anywhere in the World. Mark Ronson y Katy B

Escrita principalmente para ser el emblema comercial de una refresquera durante la justa olímpica desarrollada en tierras inglesas durante el 2012, Anywhere in The World, escrita por Katy B e interpretada por ella misma en compañía de Mark Ronson se ha convertido a lo largo de los años en un emblema de Juegos Olímpicos, ya que en su video oficial se puede visualizar mucho este tema, con algunas tomas de atletas olímpicos en sus preparaciones o competencias. 

La canción fue estrenada de manera digital el 30 de marzo de 2012 y de igual forma ha sufrido la creación de una gran cantidad de versiones, ya sea en otro idioma, o en el mismo. Por su parte, el grupo de pop mexicano Belanova fue el encargado de grabar la versión en español de este sencillo. 

Barcelona 1992: Barcelona, Freddie Mercury y Montserrat Caballé

Barcelona fue publicada en 1987, como el primer sencillo del álbum homónimo de Freddie Mercury y que cinco años después se convertiría en uno los mayores atractivos de unas Olimpiadas. Es de aquí donde la importancia de los Juegos Olímpicos desarrollados en Barcelona en 1992, ya que esta justa olímpica tuvo dos canciones que han quedado en la historia de los mismos juegos.

A pesar de que esta no fue designada como la canción oficial de la misma edición, quedó en el corazón de cada espectador y atleta que se vio inmiscuido en estas Olimpiadas. Fue interpretada por Freddie Mercury, uno de los mejores vocalistas en la historia de la música, y la soprano española, Montserrat Caballé, con quien lanzó un álbum colaborativo, en el que sobresale este sencillo. 

La canción no pudo ser interpretada en los Juegos Olímpicos por el entonces líder de Queen, ya que murió un año antes, en 1991, a causa del SIDA. 

Seul 1998 – One Moment in Time. Whitney Houston

Con una duración de 4:44 minutos, siendo una de las canciones más largas para unos Juegos Olímpicos, One Moment in Time fue compuesta por Albert Hammond y John Betis, además de ser interpretada por Whitney Houston. Fue publicada en septiembre de 1988 especialmente para los Juegos Olímpicos realizados en la ciudad coreana, Seúl, en 1988. 

Tal fue el éxito de este sencillo, que lideró las listas en Alemania y Reino Unido, país en el cual, Whitney Houston conseguía su tercer sencillo número hasta el momento. Por su parte, en Estados Unidos alcanzó el puesto número 5 del Hot 100, además de liderar el Billboard Adult Contemporary del 29 de octubre de 1988 al 11 de noviembre del mismo año. 

Atlanta 1996 – Power of the Dream, Céline Dion 

Para muchas personas, este sencillo puede resultar familiar, ya que en 1993, Céline Dion lanzó un álbum de estudio en el cual realizó un cover de The Power of Dream, canción original de Jennifer Rush publicada en 1984. 

Dion interpretó este sencillo durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996 enfrente de más de 100 mil personas en el Centennial Olympic Stadium. El dinero recaudado por la artista canadiense durante el evento fue donado por ella misma como una muestra de apoyo a todos los atletas canadienses implicados en aquella justa olímpica. 

Rio 2016 – Rise, Katy Perry

A pesar no ser la canción oficial para los Juegos Olímpicos realizados en Rio en 2016, se convirtió en un emblema de la competencia. Esta canción fue la encargada de liderar la transmisión de cada evento deportivo de los Juegos para la cadena estadounidense NBC. Tuvo un éxito sin precedentes en el país norteamericano, llegando a ser interpretada totalmente en vivo por Katy Perry en la Convención Demócrata de 2016.

¿Qué opinas?