Noticias

Jorge Orozco: “Cuarto lugar en Juegos Olímpicos no me presiona, me impulsa”

| Redacción Marca Claro

Jorge Orozco, tirador mexicano y cuarto lugar en Tokyo 2020 | Foto: Getty

Por: José María Garrido

El cuarto lugar en los Juegos Olímpicos, a un paso de las medallas, nunca frustró o causó desazón en el tirador tapatío Jorge Orozco, quien debutó en la justa olímpica en Tokyo 2020. Por el contrario, lo impulsa a buscar más en los próximos eventos internacionales, pero sobre todo lo motiva a pensar en Paris 2024.

El tapatío regresó a su casa, el Club Cinegético Jalisciense, después de su experiencia por tierras niponas. El cuarto lugar lo colocó como el mejor tirador de todo el continente americano en haber alcanzado la final de los Juegos Olímpicos. Ese puesto lo motiva a seguir adelante, y pensar en los próximos objetivos.

“Más que presionarme, para mí, ese cuarto lugar debe ser un impulso. No lo veo como que ahora debo rendir cuentas por el resultado anterior, no lo veo así. Di cuarto lugar porque es mi capacidad, sé que lo puedo hacer. Ya lo hice una vez y puedo volver a hacerlo, y como me estoy preparando más, lo puedo superar. Ahí llegué a mi máximo en ese momento, y cuando pueda dar mi máximo de nuevo, daré un mejor resultado. No es una presión o freno, esto es un impulso y me da la marca de lo que de verdad sé que puedo hacer”, comentó en charla con MARCA Claro.

Jorge Orozco debutó en la más alta competencia deportiva, y fue un disyuntor en muchos aspectos. El tapatío fue el primer mexicano en conseguir su boleto a Tokyo 2020, además de ser el primer mexicano que compite en la fosa y que pone en alto a nuestro país, tras ocupar el cuarto sitio.

“Conseguir el resultado que di es algo que muchos soñarían. Me quedé a un paso de una medalla pero esto es el inicio, son mis primeros Juegos Olímpicos, me quedan muchos ciclos olímpicos por delante. Sería un impulso muy negativo de mi parte si lo manejara con frustración. Se vio hasta dónde me dio la preparación, di todo de mí, sé que pude dar un poco más pero es parte de lo que me hizo falta, una preparación más exhaustiva, más amplia y con más apoyo, seguro así pude dar un mejor resultado”, añadió.

Uno de los momentos más álgidos en la competencia fue cuando tuvo que pelear por el desempate para avanzar a la final, nada menos que contra cinco de los seis mejores a nivel global.

“Éramos seis compitiendo por único pase a la final, a la que pasaban solo seis y el único que quedaba era ese sexto lugar. Entre esos seis estaban cinco de los mejores diez del mundo, no era un desempate cualquiera.

“Teníamos pronosticado el puntaje exacto que hice, teníamos pronosticado que con 122 (puntos) dados los Juegos Olímpicos pasados. Con 122 de 125 debería entrar directo a la final, y sucedió algo atípico, donde los escores estuvieron increíblemente altos. Al tirar el 122 que estaba pronosticado, di la marca para la que estaba preparado a hacer, se cumplió el punto, pero al tener escores tan altos, no pasé directo sino por desempate, el cual fue bastante complicado”, indicó.

El talento lo lleva en las venas. Al llegar en amplia desventaja contra algunos de los mejores tiradores a nivel mundial, logró sobreponerse para avanzar a la última instancia, contra tiradores que han pasado múltiples eventos competitivos y con mayor trayectoria.

“En esa final yo era el más joven y el que menos competencias previas internacionales tenía. En todas las competencias internacionales que he tenido en mi vida, todos los de esa final las tuvieron en un año. A mí solo me faltó superarme a mí y los demás hicieron su chamba, se les dio y por eso llegaron a la medalla, pero a mí me faltó superarme a mí mismo”, dijo.

Todo eso lo consiguió básicamente con recursos propios. Las instituciones nacionales apenas empiezan a fijarse en su desempeño y los patrocinadores brillan por su ausencia. Jorge Orozco es apoyado por el gobierno federal, pero lo que recibe apenas le alcanza para sustentar los insumos en su disciplina, los cuales tienen un elevado costo.

“Para poder entrenar debo consumir cartuchos todo el tiempo, debo consumir discos. Las inversiones iniciales son complicadas: las armas y el equipo no son baratos, los lentes son bastante caros y yo necesito lentes adaptados. Para poder prepararme y tener un volumen aceptable de entrenamiento, tengo que meterle mucho. Un cartucho cuesta diez pesos, y por entrenamiento utilizo 250 cartuchos al día. Cuando me preparo para competencias, entreno seis días a la semana y a veces hay sesiones dobles.

“Todo el camino olímpico salió de mi cartera y de la de mi padre, apenas hace un año empezó a aparecer el interés de apoyo pero sin cubrirse el cien por ciento, ojalá se cubriera al menos, el 50 por ciento de lo que utilizo, pero se me apoyó como con un 40 por ciento si reunimos lo de todos los apoyos, y solamente para cartuchos y discos”, comentó.

Toda la cobertura de los Juegos Olímpicos

Este es el calendario de Tokyo 2020, no pierdas detalle de tu deporte favorito

Así marcha el medallero en estos Juegos Olímpicos de Tokyo 2020

Disfruta de los mejores videos de esta justa olímpica

¡Dale un vistazo a nuestra serie: Reto Tokyo 2020!

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Twitter: https://twitter.com/MarcaClaro

Facebook: https://www.facebook.com/marcaclaro/

Instagram: https://www.instagram.com/marcaclaro/

Tik Tok: https://www.tiktok.com/@marcaclaro

¿Qué opinas?