Noticias

La colombiana Mercedes Pérez se queda cerca del podio en el levantamiento de pesas

| Redacción Marca Claro

Por: Miguel Bárcenas | Enviado | @miguelbar04

La colombiana Mercedes Pérez se quedó muy cerca del podio y de la medalla de bronce al terminar en cuarto lugar en la categoría 64 kg de levantamiento de pesas en el Foro Internacional de Tokio de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

Durante la ronda de arranque, La Tigre de Oro tuvo complicaciones y en la parte baja de la tabla con 101 kg. La ecuatoriana de 20 años, Angie Palacios quedó empatada en segundo lugar con la italiana Giorgia Bordignon con 104 kg, mientras que la canadiense Maude Charron dominó por completo esta fase al cargar un total de 105 kg.

La ecuatoriana Angie Palacios terminó en sexto lugar en la categoría de 64 kg | Reuters

Para el envión, la colombiana llegó a un total de 227 kg, tras levantar 126 con lo que se colocó en la pelea por las medallas por debajo de Bordignon (232 kg) y Wen-Huei Chen de China Taipei (230). La ecuatoriana levantó 122 kg y terminó con un total de 226 colocándose en sexta posición.

Maude Charron cargó 128 kg para alcanzar un total de 233 y en su último intento aumentó el peso a 131 kg para llegar a 236 y colgarse el oro. Sin embargo, Mercedes todavía tenía un par de intentos para meterse -por lo menos- a la pelea por el bronce, pero en ambos falló y no pudo superar a Giorgia Bordignon, quien se quedó con la plata, y a Wen-Hei Chen, quien se quedó con el bronce.

No pudo contener las lágrimas tras el resultado

Tras terminar en cuarto lugar de la categoría 64 kilogramos del levantamiento de pesas de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, la pesista colombiana habló y no pudo contener las lágrimas:

TOKYO 2020: Sigue en vivo la transmisión de los Juegos Olímpicos

“De verdad que es una competencia muy dura, quise dar lo mejor de mí, es solo que ellos tenían el parado para mí y solo Dios sabe por qué y para qué. Había muchas expectativas para poder dar lo mejor y de verdad que le pido perdón a todos, primeramente a Dios, a toda la gente que me apoyó y de verdad que mi corazón y mi alma siempre va a dar lo mejor de sí. Hoy sucedió así, el por qué y para qué de las cosas solamente Dios lo sabe. Lo único es que les pido perdón y vamos para adelante”.

La Tigre de Oro consiguió el mismo resultado en Rio 2016 al levantar 234 kilogramos que le hubiera valido la plata en esta ocasión y señaló qué vendrá para ella en el futuro: “No sé, lo que Dios tenga deparado para mí, eso será. Solamente será esperar en Dios, concluyó.

¿Qué opinas?