Noticias

Repetir cuadro ante Japón, no le funcionó a Jaime Lozano

| Redacción Marca Claro

La selección mexicana de fútbol fue superada por Japón | Foto: Alejandra Suárez

Por: José María Garrido

Error PHP en Ad Inserter bloque 4 - Bloque 4
Notice: Undefined variable: theTerm

La selección mexicana de fútbol varonil sufrió su primera derrota en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. En el análisis del Tricolor, quedó la impresión de que la opción de repetir el mismo cuadro que superó a Francia resultó más perjudicial que benéfico para las intenciones del técnico, Jaime Lozano, y fue hasta que reorganizó el equipo cuando mostró una mejor cara para tratar de evitar la derrota.

México repitió la misma alineación con la que superó a Francia en el primer duelo. Los nipones hicieron un buen análisis de los errores que el Tri cometió en ese encuentro y que la goleada ante los galos maquilló.

Tal es así, que el estudio a detalle que Hajime Moriyasu, técnico nipón, realizó del equipo mexicano, se tradujo en un primer tiempo en el cual los locales dominaron ampliamente. México fue maniatado, sin capacidad de respuesta, y fue hasta que llegaron los movimientos cuando el Tri mostró una cara diferente y expresó en el campo las opciones para competir.

Japón forzó, desde los primeros minutos, los errores que llevaron a México a tropezar una y otra vez con la misma piedra. La virtud de los orientales fue descifrar la forma de desequilibrar a México, pero también de contener a los atacantes rivales.

El planteamiento inicial de Japón contempló también sofocar al ataque mexicano. Los dos atacantes mexicanos, Alexis Vega y Diego Lainez, nunca recibieron el balón con ventajas. Vega, en todo el primer tiempo, tuvo una constante doble o hasta triple marcación, lo cual complicó el panorama.

Diego Lainez no pudo desequilibrar a favor de México | Foto: Alejandra Suárez

Luis Romo y Carlos Rodríguez frecuentemente quedaron en desventaja con los mediocampistas japoneses. Incluso Romo cometió varias faltas consecutivas que no fueron sancionadas, entre ellas dos jalones de camiseta, al quedar en clara desventaja.

Y fue precisamente hasta que Jaime Lozano reorganizó su medio campo, cuando México mostró otra cara y fue capaz de competirle a un equipo japonés que, con la ventaja de dos goles, también bajó su ritmo de juego, mermado también por las condiciones del clima.

El ingreso de Joaquín Esquivel dio pie a México a recuperar la mitad de la cancha. Con Esquivel como pivote, permitió que Romo pudiera ir al frente para replegar a Japón en su propio campo.

TOKYO 2020: Sigue en vivo la transmisión de los juegos olímpicos

Los ajustes que dejaron fuera a Lainez y Vega parecía que le restaban a México, al sacar a sus jugadores más competentes en el mano a mano y velocidad. Uriel Antuna no es un jugador acostumbrado a generar superioridades sin espacios y Roberto Alvarado no tiene el mismo desequilibrio que Vega o Lainez.

Sin embargo fue Alvarado quien consiguió acortar las distancias en una pelota parada. Las modificaciones propuestas por Jaime Lozano, y un cambio importante en el guión que los japoneses pensaban, le vino bien al Tri.

Para el duelo ante Sudáfrica, los cambios serán obligados. México necesita reencontrarse con su mejor versión, pero también con un plan de escape ante situaciones como la que vivieron desde los primeros minutos ante Japón.

¿Qué opinas?

Error PHP en Ad Inserter bloque 3 - Bloque 3
Notice: Undefined variable: theTerm