Noticias

Simone Biles se sincera y confiesa que debió renunciar antes de ir a Tokyo 2020

| Redacción Marca Claro

Simone Biles no cambiaría nada de la experiencia vivida. | Foto: Reuters

A dos meses de la inauguración de Tokyo 2020, Simone Biles asegura que debió renunciar antes de formar parte del equipo de gimnasia olímpica de los Estados Unidos.

La decisión de retirarse de la justa veraniega, para darle prioridad a su salud mental, causó un gran revuelo, por muchos aplaudida y por otros sin entender bien la razón que la orilló a no participar, cuando todos los reflectores se postraban en su aparición.

“Mi perspectiva nunca ha cambiado tan rápidamente de querer estar en un podio a querer poder ir a casa, solo, sin nada. Ha habido altibajos. A veces es como, sí, estoy perfectamente de acuerdo con eso. Así es como funciona. Así es como funcionó. Y otras veces simplemente empiezo a llorar en la casa», mencionó Biles, en entrevista con New York Magazine.

“Es como si te dijeran ‘hasta los 30 años tendrá la vista completa’. Una mañana, te despiertas, no puedes ver una mierda, pero la gente te dice que sigas y hagas tu trabajo como si todavía tuvieras la vista. Estarías perdido, ¿no? Eso es lo único con lo que puedo relacionarlo. Hace 18 años que hago gimnasia. Me desperté, lo perdí. ¿Cómo se supone que voy a seguir con mi día?”, agregó.

La multicampeona olímpica comenzó a darse cuenta que no podía realizar sus rutinas con normalidad unos días antes de que arrancara la competencia. La invadieron los nervios y mentalmente se sintió agotada, presionada y fuera de sí, por lo que tomó la decisión de no ir más, cosa que confirmó el día de su debut, cuando en las prácticas, realizó un salto de caballo con mucho trabajo, concretando su idea de no competir.

“Si miras todo lo que he pasado durante los últimos siete años, nunca debería haber formado otro equipo olímpico. Debería haber renunciado mucho antes de Tokio, cuando Larry Nassar estuvo en los medios durante dos años. Fue demasiado. Pero no iba a dejar que se llevara algo por lo que he trabajado desde que tenía 6 años. No iba a dejar que me quitara esa alegría. Así que lo superé todo el tiempo que mi mente y mi cuerpo me lo permitieron”.

Eso sí, la gimnasta aseguró que no cambiaría nada de lo aprendido en esta experiencia: “No cambiaría nada porque todo sucede por una razón y aprendí mucho sobre mí mismo: coraje, resiliencia, cómo decir que no y hablar por mí mismo. Significa sacrificar parte de ese estrellato, pero al final del día, no puedes tenerlo todo. Y si primero te ocupas de tu bienestar mental, el resto encajará».

¿Qué opinas?