Noticias

Una mirada a todas las mascotas de los Juegos Olímpicos del siglo XX y XXI

| Redacción Marca Claro

Las mascotas de los Juegos Olímpicos, elementos cruciales de indentidad. | Getty Images

El uso de mascotas en cada edición de los Juegos Olímpicos se ha convertido en un especial atractivo para la justa olímpica, ya que, mediante esta, se puede expresar la cultura, costumbres e incluso ideología representativa de cada país. Estas mascotas han sido utilizadas oficialmente desde Munich 1972, aunque en la edición anterior a esta, en México 68, se utilizó una imagen de un jaguar rojo para identificar el evento, pero no es reconocida como mascota oficial. 

A lo largo de todos los años, hemos tenido mascotas muy peculiares por cada edición celebrada, desde perros salchichas, hasta águilas calvas, animales representativos de Alemania y Estados Unidos respectivamente. Incluso se han llegado a utilizar figuras antropomórficas representativas de cada región. 

Tokyo 2020 significa la primera edición desde Londres 2012 en que se presentan un total de dos mascotas oficiales, Miraitowa y Someity, ambas con significado diferente especial para la cultura nipona. 

Otra de las importancias de las mascotas olímpicas, es que pueden funcionar como mensajes del país sede a todo el mundo, al igual que la atribución de los valores y conceptos que se deseen destacar según la época y el ámbito social. Tal es la importancia de cada una de estas, que, con el tiempo, incluso han cobrado relevancia en el aspecto comercial, llegando a venderse en casi todo el mundo. 

Waldi – Múnich 1972 

Waldi es oficialmente la primera mascota de unos Juegos Olímpicos. Es un simpático perro salchicha que fungió como una pieza clave para el establecimiento de animales como mascotas para estos eventos. Este tipo de raza fue elegida gracias a que son muy representativas de la región de Baviera, gracias a la resistencia, agilidad y tenacidad con la cuentan, que de una u otra manera, se ampliaba a cada uno de los atletas alemanes de la época. 

La mascota fue diseñada por Otl Aicher, quien se basó en un perro salchicha de pelo largo llamado Cherie von Birkenhof y que de igual manera, usó como modelo. Durante la creación del diseño, Waldi aparecía en una gran variedad de temas de colores, siendo el principal, el más representativo para los Juegos Olímpicos, que pretendía combinar los colores característicos de la competencia. Independientemente de esto, los colores rojos y negro no fueron utilizados durante el diseño de este de manera consciente, para evitar cualquier tipo de relación con el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán. 

Amik – Montreal 1976

Amik fue el nombre otorgado al animal representativo de Canadá, un castor. Su nombre proviene de la lengua algonquina, hablada en los pueblos nativos del mismo país y se traduce actualmente como ‘castor’, dejando ver, la importancia de este animal para la cultura canadiense. Durante el desarrollo de esos Juegos Olímpicos, se estableció a Amik como el representante de la amistad, la paciencia y el trabajo duro, que tanto caracteriza al pueblo canadiense y que buscaba transmitir los mismos aspectos a todo el mundo. 

Una de sus principales características, era que usaba un fajín rojo alrededor de su cuerpo, similar al que se utilizaba para colgar las medallas en los atletas ganadores durante la justa olímpica.

Misha – Moscu 1980

A lo largo de la historia, Misha se ha convertido en una de las mascotas más populares para unos Juegos Olímpicos. Es un oso que fue diseñado por el ilustrador ruso de libros infantiles Víctor Chizikov. El uso de este animal para representar los Juegos Olímpicos realizados en la capital rusa se debe al patriotismo del mismo país, ya que el oso pardo es el principal símbolo patrio de Rusia, en su momento, Unión Soviética. 

Cabe recordar que las mascotas anteriores, Waldi y Amik, fueron éxitos rotundos en sus países natales, como alrededor del mundo, por lo que los rusos no se querían quedar atrás, por lo que decidieron crear a Moshi, y tal fue el éxito de este oso, que fue adaptado a la televisión como una serie de anime que llevó por nombre ‘El Osito Misha’ en español. 

A pesar de que estos Juegos Olímpicos no son recordados como los mejores por diferentes aspectos políticos y sociales, sí es muy recordado por su ceremonia de clausura, cuando se liberó un enorme globo en forma de Misha. Algunos años después, el mismo globo fue avistado en los cielos de Siberia, Alaska y algunas regiones septentrionales. 

Sam – Los Angeles 1984

Sam es un águila calva, y fue diseñada por C. Robert Moore, artista perteneciente a Wal Disney Productions. Su nombre fue otorgado para recordar al Tío Sam, que al igual que el águila calva, es otro símbolo nacional muy arraigado en Estados Unidos. 

Al igual que las mascotas anteriores, Sam, tuvo mucho éxito alrededor del mundo, quizá como uno de los resultados de grandes campañas de publicidad para la misma mascota, como para los Juegos Olímpicos realizados en la ciudad californiana. Sam, incluso llegó a tener una serie de anime propia que fue emitida en Japón por TBS durante 1983, con un total de 52 capítulos. 

Hodori – Seul 1988

Diseñado por Kim Hyun, Hodori es un amigable tigre siberiano, cuyo nombre proviene de las palabras coreanas “horangi” que significa tigre, y de “dori”, un diminutivo para los jóvenes en Corea. Esta raza de tigre fue la elegida, gracias a que son muy populares en la cultura coreana, sobre todo en cuentos infantiles y leyendas urbanas en las que dicho animal es relacionado con la nobleza y simpatía. 

Tal fue el gusto de la población coreana por esta mascota, que Hodiri, fue elegida entre más de dos mil 900 sugerencias enviadas por el público. Además, una de sus grandes características, es el uso de un sombrero típico del pungmul, una de las tradiciones de música folclórica más importantes en el país asiático. 

Cobi – Barcelona 1992

Cobi es un perro de estilo cubista presentado el 15 de marzo de 1988 que fue creado por el diseñador español Javier Mariscal y está inspirado la raza Gos D’atura (Pastor catalán). A pesar de que no fue muy bien recibido durante su presentación, fue ganando popularidad en medida que la justa olímpica se acercaba, llegando a ser una de las mascotas más populares en la historia de los Juegos Olímpicos, e incluso llegar a tener una serie animada de nombre, The Cobi Troupe, en la que se que se desempeñaba como coprotagonista junto a su amiga Petra, una niña estilizada sin brazos que meses después se convertiría en la mascota oficial de los Juegos Paralímpicos de Barcelona de 1992.

En palabras del creador, se buscaba crear una mascota que rompiera con la imagen tradicional de un símbolo, y que fuera caracterizado por una imagen dulce y amable. Tomó como referencia el garabato de un perro inspirado en el pastor catalán. 

Izzy – Atlanta 1996

Quizá una de las mascotas menos recordadas en la historia de los Juegos Olímpicos, pero muy importante en el contexto deportivo. Es una figura antropomórfica azul, creada por el diseñador estadounidense John Ryan. Antes de que iniciara la justa olímpica en 1996, sufrió varios cambios en su diseño, como en su nombre, ya que primeramente fue nombrada como ‘Whatizit’, gracias a su forma no definida y en su habilidad para convertirse en diferentes formas.

Mascotas de los Juegos Olímpicos del siglo XXI

Con la entrada del Siglo XXI, las mascotas creadas para los Juegos Olímpicos han cobrado mucha más relevancia, ya que a veces son hechas no solamente para la identificación de la justa olímpica, sino también con propósitos comerciales que podrían hacer que la esencia de esta perdure por muchos años más. A pesar de que existe cierta polémica respecto a las fechas exactas de entrada a un nuevo siglo, si tomamos a Sidney 2000 como los primeros Juegos Olímpicos de este siglo, se habrán desarrollado un total de cinco justas olímpicas, y con Tokyo 2020 a la vuelta de la esquina, se llevará a cabo la sexta del Siglo XXI.

Tokyo 2020, que funge como la trigésimosegunda edición de unos Juegos Olímpicos, no se podía crear atrás con la creación de sus mascotas, las cuales fueron elegidas en un proceso de competencia a finales de 2017 e inicios de 2018. La primera de estas, Miraitowa, será la encargada de representar los Juegos Olímpicos, mientras que la segunda, Someity, representará los Juegos Paralímpicos. 

Olly, Syd y Millie – Sidney 2000

La creación de estas tres mascotas se debe a la representación de tres animales típicos del país de Australia. Millie, el único personaje femenino, tiene una figura muy parecida a un equidna, y fue creada con el principal objetivo de imitar a una mujer moderna, así como para transmitir su inteligencia y creatividad. Mientras que Olly y Sid son mascotas que imitan un cucaburra y un ornitorrinco, respectivamente. 

Los nombres de cada uno de ellos tienen significados diferentes, que se referían a la entrada del nuevo milenio, y al país anfitrión. Syd, haciendo honor a la ciudad sede, Sídney, tuvo un trabajo importante durante la justa olímpica, ya que era el encargado de motivar a los atletas para realizar sus mejores desempeños. Olly, evocando los Juegos, la representación de la amistad, la variedad de culturas, el intercambio y el compañerismo. Y Millie, gracias a la entrada del nuevo milenio.

Olly, Syd y Millie, mascotas de Sidney 2000. | Getty

Las tres mascotas fueron creadas por Matthew Hatton y Josef Szekeres, y nombradas por Philip Sheldon con el principal objetivo de representar el aire, el suelo y el agua. 

Athenà y Phèvos – Atenas 2004

Una vez de regreso en la tierra natal de los Juegos Olímpicos, Athenà y Phèvos, que sus nombres en español corresponden a Atenea y Febo, fueron las mascotas oficiales de la justa olímpica en Atenas y las encargadas de darle luz a estas competiciones. Son una pareja de hermanos creados por Spyros Gogos y fueron diseñados en honor a antiguas figuras del siglo VII a. C. Febo, corresponde a uno de los tantos nombres que se le dio en su momento a Apolo, dios de la luz, deporte y música. Mientras que Atenea es la protectora de la ciudad de Atenas, así como diosa de la sabiduría. 

Uno de los principales contratiempos que tuvieron este par de hermanos fue que durante la realización de los Juegos, la Sociedad Griega de Amigos de los Antiguos demandó al Comité de Organización de los Juegos, ya que consideraban un insulto la utilización de dos de los nombres más importantes de la cultura griega en estas dos mascotas. 

Fuwa – Beijing 2008

Traducido al español como ‘Niños de la buena fortuna’ fueron el grupo de las mascotas oficiales de los Juegos Olímpicos realizados en Beijing, la capital china. Se trata de un grupo de animales y objetos que fueron elegidos gracias al gran simbolismo que tienen en la cultura china. Bèibi, el primero de ellos, es una pez que representa el elemento del agua y buscaba transmitir la prosperidad, su especialidad fueron los deportes acuáticos. El segundo de estos, Jingjing, es un panda cuyo elemento es la madera, y durante la competencia representó la felicidad. Sus deportes favoritos eran aquellos que implementaban la fuerza.

FOTO: Getty

El tercero, Huanhuan, se trata de una Llama Olímpica, cuyo color representativo es el rojo, y su elemento, el fuego, teniendo como deportes favoritos aquellas que implementan una pelota. Por último, tenemos a Yíngying y Nini, representados en un antílope tibetano y una golondrina, respectivamente. El primero evoca la tierra y la salud, mientras que el segundo, el metal y la fortuna. 

Wenlock y Mandeville – Londres 2012

Oficialmente fueron las mascotas olímpicas de los Juegos de verano y de invierno, siendo Wenlock la designada para los juegos veraniegos. Ambos son muñecos de metal, de acuerdo a su creador, Michael Morpurgo, fueron creados a partir de gotas de acero sobrantes de la construcción de la última viga de apoyo del Estadio Olímpico en una fundidora de metal ubicada en la ciudad inglesa de Bolton. 

Wenlock y Mandeville en el Heathrow Airport, en Londres 2012. |Getty Images

Wenlock lleva su nombre gracias a una ciudad en Shropshire, Much Wenlock, donde tuvieron lugar los Wenlock Games, cuna de los Juegos Olímpicos modernos. El personaje cuenta con cinco brazaletes en su muñeca, los cuales son representativos de la amistad y bañados en colores de cada uno de los aros olímpicos. Cuenta de igual forma con tres puntos sobre su cabeza, haciendo honor a los tres lugares del podio. 

Vinicius – Rio 2016

Es la primera mascota oficial que fue creada mediante la animación tradicional a cargo del estudio de animación Birdo Studio, localizado en la ciudad brasileña de Sao Paulo. La presentación de este tuvo lugar el 23 de noviembre de 2014 y su nombre fue elegido gracias a una votación popular realizada durante las siguientes dos semanas. 

Vinicius (Izq.), la mascota de Rio 2016. | Getty

La mascota fue creada en honor al músico brasileño Vinicius de Morales, uno de los símbolos musicales de la música brasileña contemporánea. La forma de esta mascota representa de igual manera la fauna brasileña, teniendo una combinación entre gatos, monos y aves. 

Miraitowa y Someity – Tokyo 2020

Cada una de ellas representa uno de los Juegos que se realizan en la ciudad de Tokio; el primero, Miraitowa, que es la mascota encargada de representar al país durante los Juegos Olímpicos, mientras que Someity será la encargada de lo mismo durante los Juegos Paralímpicos. A pesar de esto, se espera que ambas mascotas puedan estar presentes durante las dos competencias, para así crear un ambiente de mucha más interacción entre los atletas. 

Miraitowa fue nombrada de esta manera gracias a su origen en la palabra japonesa ‘mirai’, que significa futuro, y ‘towa’, que representa la eternidad, dejando en claro de que estos Juegos Olímpicos conduzcan a un futuro de esperanza eterna en todo el mundo. Por otra parte, el nombre de Someity, proviene de ‘Someiyoshino’, mezclada con la expresión estadounidense ‘so mighty’ que significa ‘muy poderoso’. Este personaje es caracterizado por contar con grandes superpoderes y con sensores táctiles, así como ser catalogado como una personalidad genial.

Miraitowa y Someity, las mascotas de Tokyo 2020. | Getty

¿Qué opinas?