Entrevistas

El halterista Santiago Rodallegas, tras los pasos de María Isabel Urrutia

| Redacción Marca Claro

Por: Memo García

Tras ganar el título en la categoría de 75 kilogramos en la halterofilia dentro de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, María Isabel Urrutia se convirtió en la inspiración de cientos de jóvenes colombianos que encontraron en este deporte una forma de vida, una disciplina en la que Colombia ha explotado su potencial ganando 7 preseas olímpicas tras el logro de Urrutia.

Santiago Rodallegas tiene 23 años, hace 4, a los 19, decidió dejar su ciudad natal en Villavicencio para mudarse a Bogotá en busca de la excelencia. A una semana de Tokyo 2020, el halterista platicó en exclusiva para MARCA Claro acerca de los motivos que lo llevaron a cambiarse de estado.

“Decidí irme a entrenar con la entrenadora María Isabel Urrutia, tomé la decisión porque en Villavicencio no me apoyaban mucho. Cuando eres mayor debes apoyar en casa, apoyar a tus padres. Cuando salí de mi casa y tuve varios entrenamientos, fue donde dije, esto va en serio. María Isabel Urrutia hizo que las cosas cambiaran mucho para mí”.

“La capital es un poco más difícil, nada es fácil, te tienes que ganar un lugar. Mi papá me dijo, ve aprovecha esa oportunidad que te está dando María Isabel, haz las cosas bien y lucha por ese sueño, si no se puede, pues vuelves” señaló Rodallegas.

María Isabel Urrutia descubrió algo en aquel joven, algo que le cambió la vida a Santiago.

“Representa mucho, me ayudó en el momento que más lo necesitaba. Miró un talento que verdaderamente nadie miraba, ahora muchos dicen, ‘eres muy talentoso’. La profesora María Isabel y Alicia Romero creyeron en mí, sabían que podía llegar lejos. Entrenar con la profe es una mentalidad muy aparte, es un sistema de entrenamiento fuerte”.

La presión en el equipo colombiano de halterofilia ha sido mayor, sobre todo después de la sanción impuesta por la Federación Internacional de Halterofilia.

“Muchos hablaron de que no van los mejores, no es presión, pero lo ha generado el país de que no están los mejores y ahora es la oportunidad de demostrar que acá si están los mejores. No hay demasiada presión por la medalla. Si ese día, compitiendo soportas tus emociones, tus miedos, lo superas y te concentras, si tu mente está conectada tu cuerpo va a estar conectado y ese día va a hacer grandes cosas”.

Cada cuatro años los Juegos Olímpicos se convierten en un reto mayúsculo para miles de atletas en el mundo que se cuidan para llegar al cien por ciento a la cita esperada. El consumo voluntario o involuntario de sustancias prohibidas o una lesión a días de la competencia, eran, hasta Rio 2016, los grandes monstruos que atormentaban a los deportistas, está vez, hay un enemigo común para todos.

“Sería algo muy triste que por Covid perdieras una oportunidad, un sueño, una meta de estar entre los mejores a nivel olímpico. Pienso que hay que cuidarse lo más que podamos para que salgan bien las cosas. El día de la competencia te hacen prueba de PCR, ese último día te pueden dejar. Ahora que lleguemos a la villa hay que cuidarse más porque habrá más gente”, añadió el halterista colombiano.

El 31 de julio Santiago Rodallegas tendrá una cita con la historia en el Foro Internacional de Tokio. El halterista colombiano desea mejorar su marca en el total, que es de 363 kg en la categoría de 81 kilogramos, buscará tomar ventaja en el arranque para después elevar el envión y conseguir su objetivo, una puntuación que lo pueda llevar al podio.

¿Qué opinas?