Entrevistas

Los hermanos Sebastián, Diego y Pablo Simonet, un sueño hecho realidad en Tokyo 2020

| Redacción Marca Claro

Por: Jesús Valdez | Enviado |@jesus8valdez

La selección argentina de balonmano que participa en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, tiene una historia única, de esas que solo se viven en las justas del verano.

El equipo que dirige el español Manolo Cadenas, cuenta entre sus estrellas con los hermanos Simonet. Diego Esteban, Pablo Ariel y Sebastián Alejandro, vienen de una familia de leyenda en el balonmano argentino, pues sus padres Luis y Alicia también fueron profesionales para su país, historia de la que hablaron en exclusiva para MARCA Claro.

“Sí, después de muchos años es un sueño hecho realidad, después de 3 Juegos Olímpicos en los que no coincidimos los tres, se nos da y ya de por si estar en unos Juegos es muy especial, compartirlo con mis dos hermanos es único. Mis padres siempre nos inculcaron el deporte, solos nos fuimos metiendo, no nos presionaron y al final del día ellos saben el esfuerzo que hacemos en las distintas situaciones que nos encontramos cada uno, hemos superado lesiones y nos hemos sacrificado por estar acá”, aseguró Sebastián Simonet.

“Estar juntos aquí es histórico, es algo muy lindo, nos hubiera gustado que estén nuestros padres en la tribuna, que suelen hacerlo pero bueno, con la pandemia no se pudo y nosotros tres lo vamos a disfrutar al máximo porque es un sueño hecho realidad”, agregó Pablo.

Sus padres que son su gran inspiración, quienes les inculcaron el deporte, no podrán estar con ellos en los Juegos Olímpicos por la pandemia de Covid-19.

“Ellos han sido jugadores de balonmano y saben lo sacrificado que es y el esfuerzo que hay que dar para estar en la selección y en unos Juegos Olímpicos más, así que me imagino el orgullo que deben estar sintiendo pero también la pena de que no puede estar acá para compartirlo”, completó Diego.

España, Francia y Argentina dividen su corazón. Los tres están repartidos por todo el mundo. Diego vive en Francia ya que juega en el Montpellier, mientras Pablo está en España con el Benidorm, y ‘Sebas’ en Argentina.

“Estamos acostumbrados desde los 17 años que nos fuimos a jugar afuera, los primeros años Sebas y yo estuvimos juntos, después Sebas y Pablo estuvieron juntos y ahora estamos separados pero siempre que podemos nos juntamos, con Pablo me veo más porque estamos más cerca y dos veces por año nos vamos a Argentina a pasar las fiestas y las vacaciones”, indicó Diego.

Los históricos hermanos argentinos aseguraron que el caluroso clima en Japón no les afecta al estar en un gimnasio, ya que todo está controlado para que tengan el mejor desempeño posible. Además, hablaron de la falta de afición en las gradas de Tokyo 2020.

TOKYO 2020: Sigue en vivo la transmisión de los Juegos Olímpicos

“Nos hubiera encantado que esté todo con gente pero las circunstancias del mundo hoy en día son distintas y hay que aceptarlas, y ya que se juegue es algo muy positivo, nosotros tuvimos ya la experiencia del Mundial en enero y jugamos son público también. A nosotros nos hubiera encantado tener público, tener a nuestros padres, pero también nos hubiera dolido muchísimo que no se hagan estos Juegos Olímpicos, así que aplaudo la decisión, aplaudo los protocolos, todo el cuidado que debemos tener, molesta estar todo el día con el cubrebocas pero asumimos ese contratiempo para que se hagan los Juegos, así que estamos intentando ayudar a todos los atletas a que sigan el mismo camino”, concluyó Sebastián.

El equipo argentino tendrá su debut olímpico el sábado 24 de julio, cuando jueguen en un duelo imperdible ante la selección francesa. Están en el Grupo A, también con Alemania, Noruega, Brasil y España.

¿Qué opinas?